cerrar
Saltar navegador principal

¿Cómo puedo participar en apresurar la obra del Señor?

Vivimos en los últimos días, cuando el Señor está cumpliendo Su promesa: “He aquí, apresuraré mi obra en su tiempo” (D. y C. 88:73). Las jóvenes tienen una función importante en la obra. Podemos participar al invitar a todos a venir a Cristo al compartir el Evangelio, ofrecer servicio como el de Cristo, fortalecer a los nuevos miembros, rescatar a los miembros menos activos y proporcionar ordenanzas de salvación por los muertos.

Prepararse espiritualmente

¿Qué Escrituras y otros recursos inspirarán a las jóvenes a participar en apresurar la obra del Señor?

Isaías 11:9; 1 Nefi 13:37; 14:14 (Profecías en cuanto a la obra del Señor)

Mosíah 28:1–3 (Los hijos de Mosíah desean predicar el Evangelio)

Moisés 1:39 (Dios describe Su obra)

D. y C. 138:56 (Los hijos fieles de Dios fueron preparados en la vida premortal para trabajar en la viña del Señor)

Bonnie L. Oscarson, “Levantaos en fortaleza, hermanas de Sion”, Liahona, noviembre de 2016, págs. 12–14.

Carol F. McConkie, Aquí para servir en una causa noble”, Liahona, noviembre de 2015, págs. 12–14.

Linda K. Burton, “Se solicitan manos y corazones para apresurar la obra”, Liahona, mayo de 2014, págs. 122–124.

Apresurar la obra de salvación

Video: “Nuestro pasaporte espiritual”

Compartir experiencias

Al comienzo de cada clase, invite a las jóvenes a compartir, enseñar y testificar acerca de las experiencias que hayan tenido al aplicar lo que aprendieron en la lección de la semana anterior. Esto alentará la conversión personal y ayudará a las jóvenes a darse cuenta de la importancia que tiene el Evangelio en la vida cotidiana.

Presentar la doctrina

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para presentar la lección de esta semana:

  • Escriba la palabra apresurar en la pizarra y pida a alguien que lea Doctrina y Convenios 88:73. Invite a las jóvenes a hablar de lo que significa apresurar algo (si es necesario, podrían buscar la palabra en un diccionario). Pregúnteles por qué piensan que la obra del Señor se debe apresurar en nuestros días.
  • Escriba en la pizarra: “¿Qué es la obra del Señor?”. Invítelas a acercarse a la pizarra y escribir algunas respuestas posibles a esa pregunta. Anímelas a seguir contribuyendo a la lista según vayan aprendiendo más durante la lección.

Aprender juntas

Cada una de las siguientes actividades permitirá a las jovencitas descubrir cómo pueden participar a medida que el Señor apresura Su obra. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más actividades que resulten mejor para su clase:

  • Con unos días de antelación, pida a las jóvenes que visiten la sección Apresurar la obra de salvación de LDS.org y repasen algunos de los recursos que se encuentran allí. Invítelas a venir a la siguiente clase preparadas para compartir algo del sitio web que las haya inspirado a participar más plenamente en la obra del Señor.
  • Invite a cada jovencita a leer (de forma individual o en grupos pequeños) uno de los relatos del discurso de la hermana Carole M. Stephens, “Tenemos gran motivo para regocijarnos”. También podrían oír una experiencia de un miembro del barrio que se haya unido a la Iglesia o se haya reactivado recientemente. Si las jovencitas leen el discurso, pídales que resuman los relatos para el resto de la clase y analicen lo que aprendan sobre participar en la obra del Señor. ¿Cómo nos ayudan estos relatos a ver cómo estamos participando en la obra de salvación?
  • Escriba preguntas similares a la siguiente en la pizarra: ¿Qué pueden hacer las mujeres jóvenes para participar en la obra del Señor? ¿Qué les ayuda a sentir el ánimo y la urgencia de la obra? ¿Cómo te están preparando tus experiencias para participar en la obra? Pida a las jovencitas que lean las Escrituras que se sugieren en esta reseña o en el discurso de la hermana Bonnie L. Oscarson, “Levantaos en fortaleza, hermanas de Sion” para ayudarlas a responder una o más de las siguientes preguntas. También podrían ver el video “Nuestro pasaporte espiritual”. Invítelas a compartir lo que hayan encontrado.
  • Lean juntas la lista de carteles de “se solicita ayuda” en el discurso de la hermana Linda K. Burton “Se solicitan manos y corazones para apresurar la obra”. Invítelas a elegir cosas de la lista y hacer carteles que inviten a las personas a participar en esos aspectos de la obra del Señor. Aliéntelas a incluir en sus carteles algunos de los requisitos para hacer esta obra y las bendiciones que provienen de ello. Invítelas a compartir sus carteles y a compartir experiencias que hayan tenido al participar en la obra del Señor.

Pida a las jóvenes que compartan lo que hayan aprendido. ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Comprenden cómo pueden participar en apresurar la obra del Señor? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a este tema?

Vivir lo que se aprende

Pida a las jóvenes que piensen cómo pondrán en práctica lo que han aprendido hoy. Por ejemplo, podrían:

  • Invitar a una amiga a la actividad de la Mutual o a otro evento de la Iglesia.
  • Usar FamilySearch.org para encontrar antepasados que no hayan sido bautizados y confirmados. Ir al templo para recibir esas ordenanzas por sus antepasados.
  • Compartir su testimonio del Evangelio con un amigo o familiar.