Saltar navegador principal

¿Cómo puedo estar en el mundo sin ser del mundo?

“Si bien antes las normas de la Iglesia eran casi todas compatibles con las de la sociedad, ahora nos divide un gran abismo que cada vez se agranda más” (Thomas S. Monson, “El poder del sacerdocio”, Liahona, mayo de 2011, pág. 66). El Señor quiere que permanezcamos fieles a Sus normas y no participemos de las maldades del mundo. Al mismo tiempo, Él espera que seamos una buena influencia para quienes nos rodean.

Prepararse espiritualmente

¿Qué pasajes de las Escrituras y otros recursos permitirán a las jóvenes reconocer que el ejemplo de ellas puede ayudar a los demás a permanecer fieles a las normas del Señor?

2 Reyes 6:14–17 (El siervo de Eliseo comprende que no está solo)

Mateo 5:14–16 (Debemos dejar que nuestra luz alumbre)

Juan 15:19; 1 Nefi 8:24–28 (A menudo el mundo odia a quienes siguen a Cristo y se burla de ellos)

1 Nefi 15:23–25; Alma 34:39; Helamán 5:12; D. y C. 10:5; 27:15–18; 87:8 (Cómo estar en el mundo sin ser del mundo)

Dallin H. Oaks, “No tendrás dioses ajenos”, Liahona, noviembre de 2013

Robert D. Hales, “Permaneced firmes en lugares santos”, Liahona, mayo de 2013, págs. 48–51

Quentin L. Cook, “Estar en el mundo sin ser del mundo”, Liahona, febrero de 2006, págs. 53–55

Elaine S. Dalton, “¡Recuerden quiénes son!”, Liahona, mayo de 2010, págs. 120–123; véase también el video “Belleza profunda

“Mensaje de la Primera Presidencia para la juventud”, Para la Fortaleza de la Juventud, 2011, págs. II–III

Videos: “Florece donde te encuentres”, “Atrévete a lo correcto aunque solo estés”, “El bolso perdido”, “195 Vestidos”

Compartir experiencias

Al comienzo de cada clase, invite a las jóvenes a compartir, enseñar y testificar acerca de las experiencias que hayan tenido al aplicar lo que aprendieron en la lección de la semana anterior. Esto alentará su conversión personal y les ayudará a darse cuenta de la importancia que tiene el Evangelio en la vida cotidiana.

Presentar la doctrina

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para presentar la lección de esta semana:

  • Pregunte a las jóvenes si han escuchado la frase: “Debemos estar en el mundo pero no ser del mundo”. ¿Qué significa para ellas? ¿Qué experiencias pueden compartir relacionadas con este principio? Invítelas a compartir maneras en que el Salvador estaba en el mundo pero no era del mundo. ¿Cuándo enfrentó tentaciones y las venció? Ínstelas a compartir Escrituras que muestren cómo Jesucristo resistió la tentación. ¿Cómo les inspira Su ejemplo?
  • Muestre “Atrévete a lo correcto aunque solo estés” (o lean 2 Reyes 6:14–17) e invite a las jóvenes a compartir experiencias similares que hayan afrontado y cómo fueron bendecidas al defender las normas del Señor.

Aprender juntas

Cada una de las actividades actividades permitirá a las jóvenes comprender cómo pueden estar en el mundo sin ser del mundo. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más actividades que resulten mejor para su clase:

  • Invite a las jóvenes a leer los pasajes de las Escrituras que se encuentran en esta reseña (individualmente o como clase) y que analicen lo que aprendan en cuanto a vencer las tentaciones. ¿Cómo viven las normas del Señor cuando el mundo puede tentarnos a hacerlo de otra manera o se burla de ellas por tener normas elevadas? ¿Cómo se han sentido al vivir las normas del Señor y resistir las tentaciones? ¿Qué experiencias pueden compartir?
  • Invite a cada joven a seleccionar una de las normas en Para la Fortaleza de la Juventud o uno de los valores en el Progreso Personal. Pídales que estudien su norma o su valor y que después compartan un resumen con la clase y de cómo el vivirlo les ha ayudado a estar en el mundo pero no ser del mundo.
  • Invite a las jóvenes a leer Éxodo 20:3–6 y pregúnteles cómo se aplica ese pasaje en nuestra época. Lean como clase la sección I del discurso del élder Dallin H. Oaks “No tendrás dioses ajenos”. Considere llevar a la clase varios objetos que representen las seis prioridades que menciona el élder Oaks y pida a las jóvenes que unan los objetos con las prioridades. Cuando unan el objeto con la prioridad, analicen las maneras en que alguien podría superar el poner esta prioridad por encima del servicio a nuestro Padre Celestial. ¿Cómo creen que afecta a nuestras prioridades en la vida el poner a Dios en primer lugar?
  • Como clase, lean el discurso del élder Robert D. Hales: “Permaneced firmes en lugares santos” o el artículo del élder Quentin L. Cook: “Estar en el mundo sin ser del mundo”, o vean uno de los videos que se sugieren en esta reseña. Invite a las jóvenes a buscar y analizar las respuestas a la siguiente pregunta: ¿Cómo vivimos en el mundo sin ser del mundo? Pida a las jóvenes que compartan experiencias por las que las demás personas saben que las jóvenes son Santos de los Últimos Días comprometidos que viven sus creencias.
  • Escriba en la pizarra los siguientes encabezamientos: “¿Que quiere el mundo que seamos?” y “¿Qué quiere el Señor que seamos?”. Invite a las jovencitas a sugerir respuestas a estas preguntas. Pídales que continúen meditando en estas preguntas mientras leen o ven juntas el discurso de Elaine S. Dalton: “¡Recuerden quiénes son!”. Invítelas a escribir en la pizarra respuestas a las preguntas según las encuentren en el discurso. ¿Qué experiencias pueden compartir respecto a ser lo que el Señor quiere que sean?
  • Pida a la clase que hagan una lista de mandamientos que podrían ser difíciles de guardar para las jovencitas de su edad. Invite a cada joven a escoger uno de la lista y usar las Escrituras, Para la Fortaleza de la Juventud y sus propias experiencias para ofrecer sus consejos en cuanto a cómo resistir la tentación de desobedecer ese mandamiento.

Pida a las jóvenes que compartan lo que aprendieron hoy. ¿Entienden cómo estar en el mundo sin ser del mundo? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Vivir lo que se aprende

Pida a las jóvenes que piensen cómo pondrán en práctica lo que han aprendido hoy. Por ejemplo, podrían:

  • Trabajar en las experiencias 2 o 3 del valor Elección y responsabilidad del Progreso Personal.
  • Ver o compartir con un familiar o amigo los videos que se indican en esta lección y compartir cómo se sienten al respecto.

Si es pertinente, invite a las jóvenes a compartir lo que se sientan inspiradas a hacer como resultado de esta lección.