Los menús de LDS.org han cambiado. Más información. cerrar
Saltar navegador principal

¿Por qué es importante la familia?

La familia es ordenada por Dios y es esencial para Su plan para el destino eterno de Sus hijos, el cual hace posible que las personas regresen a Su presencia y que las familias estén unidas por la eternidad.

Prepararse espiritualmente

Con espíritu de oración, estudie los siguientes pasajes de las Escrituras y recursos. ¿Qué Escrituras y otros recursos ayudarán a las mujeres jóvenes a comprender la importancia de la familia?

Romanos 8:16–17; Hebreos 12:9 (Somos hijos del Padre Celestial)

Génesis 2:18–24; D. y C. 131:1–4; 138:48 (Verdades del Evangelio en cuanto a la familia)

Mosíah 4:14–15; D. y C. 93:40, 43, 48–50; 68:25, 27–29 (Los niños aprenden el Evangelio de sus padres)

La Familia: Una Proclamación para el Mundo”, Liahona, noviembre de 2010, pág. 129.

Carole M. Stephens, “La familia es de Dios”, Liahona, mayo de 2015, págs. 11–13.

D. Todd Christofferson, “El porqué del matrimonio, el porqué de la familia”, Liahona, mayo de 2015, págs. 50–53.

L. Tom Perry, “Llegar a ser buenos padres”, Liahona, noviembre de 2012, págs. 26–28.

La familia”, Para la Fortaleza de la Juventud, 2011, págs. 14–15.

Videos: “Las familias pueden ser eternas”; “El hogar es una institución divina”

Compartir experiencias

Al comienzo de cada clase, invite a las jóvenes a compartir, enseñar y testificar acerca de las experiencias que hayan tenido al aplicar lo que aprendieron en la lección de la semana anterior. Esto alentará su conversión personal y les ayudará a darse cuenta de la importancia del Evangelio en la vida cotidiana.

Presentar la doctrina

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para presentar la lección de esta semana:

  • Invite a las jóvenes a imaginarse que un amigo les pregunta: “¿Por qué las familias son tan importantes en tu Iglesia?”. ¿Cómo responderían?
  • Escriba en la pizarra: “La _________ es fundamental en el plan del Creador para el _______ eterno de Sus ________”. Invite a las jóvenes a leer el primer párrafo de “La familia: Una proclamación para el mundo” y a completar la frase. Analicen como clase por qué es verdad esa declaración.

Aprender juntas

Cada una de las actividades a continuación puede ayudar a enseñar a las jovencita la importancia de la familia. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para su clase:

  • Dibuje un círculo en la pizarra. Invite a una jovencita a dibujar una familia dentro del círculo. Alrededor del círculo, escriba: vida premortal, vida mortal y vida después de la muerte. Pida a una de ellas que busque el séptimo párrafo de “La Familia: Una Proclamación para el Mundo” y que busque maneras en que la familia tiene lugar en estas tres partes del Plan de Salvación. Invite a las jovencitas a compartir sus sentimientos por sus familias y por qué quieren estar unidas a ellas después de esta vida.
  • Invite a una jovencita a leer el discurso del élder D. Todd Christofferson, “El porqué del matrimonio, el porqué de la familia” o los últimos ocho párrafos del discurso del élder L. Tom Perry “Llegar a ser buenos padres”, para ver respuestas a la pregunta: “¿Por qué son importantes las familias?”. Invítelas a compartir lo que hayan encontrado. ¿Qué pueden hacer las jovencitas para mostrar que comprenden lo importantes que son las familias? ¿Cómo afectará su comprensión de la importancia de la familia en la manera en que tratan a sus familiares?
  • Asigne a cada jovencita una de las Escrituras de esta reseña. Pida a la clase que busque en “La Familia: Una Proclamación para el Mundo” un pasaje que tenga relación con su Escritura. Invite a cada jovencita a compartir su Escritura y la parte de la proclamación con la que se relaciona. Pídales que compartan cualquier experiencia que hayan tenido que demuestre la importancia de las familias.
  • Con el permiso del obispo, invite a una o más hermanas del barrio que tengan un matrimonio fuerte a compartir con la clase sus sentimientos en cuanto al matrimonio y la familia. ¿Qué le dirían a alguien cuya situación familiar no sea la ideal en este momento? (Véase “La familia”, Para la Fortaleza de la Juventud, pág. 15.) ¿Qué le dirían a alguien que no ve la necesidad de casarse y tener hijos? Inste a las jovencitas a hacer cualquier pregunta que deseen en cuanto a prepararse para el matrimonio y la familia.
  • Divida a la clase en cuatro grupos; Pida a cada grupo que estudie una de las secciones del discurso de Carole M. Stephens, “La familia es de Dios” (cada sección comienza con una verdad en negrilla en cuanto a la familia). Pida a cada grupo que se prepare para enseñar a los otros grupos lo que aprendan de su sección. ¿Cómo pueden enseñar esas verdades y ser ejemplos de ellas en su familia y en su comunidad?

Pida a las jovencitas que compartan lo que aprendieron hoy. ¿Comprenden ellas por qué es importante la familia? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Vivir lo que se aprende

Pida a las jóvenes que piensen cómo pondrán en práctica lo que han aprendido hoy. Por ejemplo, podrían: