Los menús de LDS.org han cambiado. Más información. cerrar
Saltar navegador principal

¿Por qué es importante el matrimonio en el templo?

En el plan de felicidad de nuestro Padre Celestial, la única manera de lograr la exaltación es por medio del nuevo y sempiterno convenio del matrimonio celestial (véase D. y C. 131:1–3). Cuando un hombre y una mujer se sellan en el templo por el tiempo y por toda la eternidad, tienen la seguridad de que su relación continuará para siempre si son fieles a sus convenios. Saben que nada, ni siquiera la muerte, les puede separar de forma permanente.

Prepararse espiritualmente

Estudie con espíritu de oración los siguientes recursos y pasajes de las Escrituras. ¿Qué recursos ayudarán a las jovencitas a comprender la importancia del matrimonio en el templo y aumentar su resolución de casarse en el templo algún día?

D. y C. 49:16–17 (El matrimonio ayuda a cumplir el propósito de la creación)

D. y C. 131:1–4; 132:15–21 (El matrimonio eterno es un requisito para la exaltación)

La Familia: Una Proclamación para el Mundo”, Liahona, noviembre de 2010, pág. 129.

L. Tom Perry, “Por qué son importantes el matrimonio y la familia—En todo el mundo”, Liahona, mayo de 2015, págs. 39–42.

Henry B. Eyring, “Familias bajo el convenio”, Liahona, mayo de 2012, págs. 62–65.

Richard G. Scott, “Las bendiciones eternas del matrimonio”, Liahona, mayo de 2011, págs. 94–97.

Nuestro matrimonio en el templo valía cualquier precio”, Liahona, octubre de 2010, págs. 69–70.

Matrimonio”, Leales a la fe, 2004, págs. 113.

Compartir experiencias

Al comienzo de cada clase, invite a las jóvenes a compartir, enseñar y testificar acerca de las experiencias que hayan tenido al aplicar lo que aprendieron en la lección de la semana anterior. Esto alentará su conversión personal y les ayudará a darse cuenta de la importancia que tiene el Evangelio en la vida cotidiana.

Presentar la doctrina

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para presentar la lección de esta semana:

  • Antes de que las jóvenes lleguen a clase, escriba en la pizarra: “¿Por qué es importante el matrimonio en el templo?”. Invítelas a meditar en esta pregunta a medida que lean “Nuestro matrimonio en el templo valía cualquier precio”. ¿Por qué era el matrimonio en el templo tan importante para la pareja de la historia? Invite a las jóvenes a compartir lo que piensan.
  • Si fuera posible, muestre una fotografía del día en que se selló en el templo y describa algunos pensamientos y sentimientos que tuvo (o muestre una fotografía de un esposo y una esposa frente a un templo [véase el Libro de obras de arte del Evangelio, 120]). Pregunte a las jovencitas por qué creen que es importante el matrimonio en el templo.

Aprender juntas

Cada una de las actividades a continuación puede ayudar a las jovencitas a aprender por qué es importante el matrimonio en el templo. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para su clase:

  • Invite a las mujeres jóvenes a imaginarse que tienen un amigo o amiga que se pregunta por qué tienen la meta del matrimonio en el templo en lugar de simplemente el matrimonio civil. Pídales que lean las Escrituras que se sugieren en esta reseña o “El nuevo y sempiterno convenio del matrimonio” en Leales a la fe (página 113) y que busquen las palabras y frases que podrían utilizar para escribir una carta a una amiga de ellas. Anímelas a explicar la importancia del matrimonio eterno en la carta. Invítelas a compartir con la clase lo que escribieron en su carta.
  • Traiga dos o tres objetos (o fotografías de objetos) que demuestren diferentes niveles de calidad (por ejemplo, una cuchara de plástico y una de metal). Pida a las mujeres jóvenes que analicen por qué el objeto de más calidad es mejor que el de menor calidad. ¿Cómo se relaciona esto con el matrimonio? Pida a las jovencitas que lean, vean o escuchen partes del discurso del élder L. Tom Perry “Por qué son importantes el matrimonio y la familia — En todo el mundo”. Pregunte a las jovencitas por qué desean tener un matrimonio en el templo.
  • Ofrezca a cada jovencita una copia del discurso del élder Richard G. Scott: “Las bendiciones eternas del matrimonio”. ¿Cómo se sentía el élder Scott acerca de su compañera eterna? ¿Qué les ha impresionado a las jovencitas sobre la relación que tenía el con su esposa? Pídales que mediten en cuanto a lo que se necesitaría para lograr una relación como la del élder y la hermana Scott.
  • Como clase, lean D. y C. 131:1–4 y “El nuevo y sempiterno convenio del matrimonio” en Leales a la fe (pág. 113), buscando respuestas a la pregunta: “¿Por qué es importante el matrimonio en el templo?”. Si fuera necesario, ayúdelas a definir cualquier palabra o frase desconocida. Pida a las miembros de la clase que hagan una lista de algunas cosas que podrían causar que las jovencitas no se casaran en el templo. ¿Qué pueden hacer ahora para asegurarse de que se casarán en el templo?

Pida a las jovencitas que compartan lo que aprendieron hoy. ¿Comprenden ellas la importancia del matrimonio en el templo? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Vivir lo que se aprende

Pida a las jóvenes que piensen cómo pondrán en práctica lo que han aprendido hoy. Por ejemplo, podrían:

  • Escribirse una carta a sí mismas para abrir antes del día de su boda, expresando la importancia de un matrimonio en el templo y sus deseos actuales de cumplir esta meta justa.
  • Poner una imagen del templo donde la vean a menudo, y colocar cerca de la imagen una declaración sencilla que exprese su meta y su determinación de casarse en el templo algún día.