Los menús de LDS.org han cambiado. Más información. cerrar
Saltar navegador principal

¿Cómo me puedo preparar ahora para llegar a ser una esposa y madre justa?

Para prepararse para ser una esposa y madre justa, las jóvenes deberían centrarse en el Salvador y en desarrollar atributos cristianos. La proclamación para la familia dice que “los matrimonios y las familias que logran tener éxito se establecen y se mantienen sobre los principios de la fe, de la oración, del arrepentimiento, del perdón, del respeto, del amor, de la compasión, del trabajo y de las actividades recreativas edificantes… La madre es principalmente responsable del cuidado de sus hijos” (“La Familia: Una Proclamación para el Mundo”, Liahona, noviembre de 2010, pág. 129).

Prepararse espiritualmente

Con espíritu de oración, estudie los siguientes pasajes de las Escrituras y recursos. ¿Qué piensa que ayudará a las jovencitas a prepararse para llegar a ser esposas y madres?

Proverbios 31:10–31; Alma 56:47–48; Moroni 7:45–46; D. y C. 88:123–125 (Características de mujeres justas)

D. y C. 88:78–80, 118; 90:15 (Buscar conocimiento)

Jeffrey R. Holland, “He ahí tu madre”, Liahona, noviembre de 2015, págs. 47–50.

Cheryl A. Esplin, “Llenar nuestros hogares de luz y de verdad”, Liahona, mayo de 2015, págs. 8-10.

L. Whitney Clayton “El matrimonio: Observen y aprendan”, Liahona, mayo de 2013, págs. 83–85.

M. Russell Ballard, “Madres e hijas”, Liahona, mayo de 2010, págs. 18–21.

La educación académica”, Para la Fortaleza de la Juventud, 2011, págs. 9–10.

Video: “La maternidad: Una asociación eterna con Dios”; “Amar a los hijos de Dios”; “La esperanza de una madre”; “Madre en Israel”

Compartir experiencias

Al comienzo de cada clase, invite a las jóvenes a compartir, enseñar y testificar acerca de las experiencias que hayan tenido al aplicar lo que aprendieron en la lección de la semana anterior. Esto alentará su conversión personal, les ayudará a ver la importancia del Evangelio en su vida diaria y a prepararse para aprender más.

Presentar la doctrina

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para presentar la lección de esta semana:

  • Muestre uno de los videos que se sugieren en esta reseña y pregunte a las jóvenes: “¿Qué están haciendo para prepararse para llegar a ser una esposa y una madre justa?”.
  • Repitan juntas el lema de las Mujeres Jóvenes. Aliente a algunas jóvenes a compartir lo que significa para ellas la frase “fortalecer el hogar y la familia”.

Aprender juntas

Cada una de las actividades siguientes ayudará a las jovencitas a prepararse para ser esposas y madres justas. Siguiendo la guía del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para su clase:

  • En el discurso de la hermana Cheryl A. Esplin, “Llenar nuestros hogares de luz y de verdad”, describe su intento de estrujar una lata de bebida gaseosa llena y una vacía (podrían ver los primeros dos minutos de su discurso o recrear su demostración). ¿Qué aprendemos de esa demostración en cuanto a la importancia de estar llenos de luz y de verdad? ¿Qué podrían hacer las jovencitas de la clase para obtener tanto luz espiritual como una educación académica? (véase D. y C. 93:36). ¿Cómo el tener una educación espiritual y académica las preparará para ser esposas y madres algún día? (Véase “La educación académica”, Para la Fortaleza de la Juventud, págs. 9–10).
  • Asigne a cada jovencita que lea unos pocos versículos de algunas de las Escrituras que se sugieren en esta reseña. Invite a cada jovencita a hacer un dibujo o un símbolo, o a escribir una frase corta que represente las características de una esposa y una madre justa que encuentren en los versículos asignados. Compartan los dibujos o las frases con la clase y analicen juntas cómo una jovencita puede adquirir esas características. Pida a las jovencitas que compartan ejemplos de madres como las que se describen en Proverbios. ¿De qué manera bendicen esas madres a sus familias? ¿Por qué es tan valiosa una “mujer virtuosa” para el Señor? (véase Proverbios 31:10).
  • Asigne a cada jovencita la lectura de uno de los cinco principios de los matrimonios fuertes que el élder L. Whitney Clayton describe en su discurso “El matrimonio: Observen y aprendan”, o muestre uno o más de los videos que se sugieren en esta reseña. ¿Qué ejemplos han visto las jovencitas de matrimonios fuertes y madres justas? ¿Qué más han observado en matrimonios fuertes que les gustaría emular? ¿Qué piensan las jovencitas que pueden hacer para vivir esos principios ahora?
  • Pida a las jovencitas que escriban en la pizarra una lista de mujeres justas de las Escrituras (por ejemplo, Rut, Ester, Eva, Jana, Emma Smith, etc.). Invítelas a escoger una mujer de la lista y a leer en cuanto a ella en las Escrituras (usando la Guía para el Estudio de las Escrituras). Anime a las jovencitas a compartir las cualidades virtuosas que reconocen y admiran de esas mujeres y cómo esas cualidades podrían ayudarles a prepararse para ser esposas y madres rectas.
  • Revisen juntas los relatos acerca de madres ejemplares en el discurso del élder Jeffrey R. Holland “He ahí tu madre”. Pida a las jovencitas que escriban sus pensamientos en cuanto a las cosas que admiran de sus madres o las cualidades que les gustaría emular de ellas mientras se preparan para llegar a ser madres. Invite a algunas de ellas a compartir lo que escribieron. Si es posible, invite a las madres de las mujeres jóvenes a participar en este análisis.

Pida a las jovencitas que compartan lo que aprendieron hoy. ¿Comprenden ellas cómo prepararse para sus funciones como esposas y madres en el futuro? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Vivir lo que se aprende

Pida a las jóvenes que piensen cómo pondrán en práctica lo que han aprendido hoy. Por ejemplo, podrían:

  • Completar cualquiera de las opciones siguientes del Progreso Personal: El proyecto del valor Naturaleza divina, la experiencia 4 del valor Valor individual, la experiencia 7 del valor Elección y responsabilidad, la experiencia 2 del valor Buenas obras.
  • Entrevistar a una mujer en cuanto a las responsabilidades, los desafíos y las bendiciones de ser esposa y madre. Preguntar qué destrezas y atributos piensa ella que son los más esenciales. Escribir cualquier pensamiento o sentimiento en el diario personal.

Puede que desee planear una actividad de Mutual con las jovencitas que refuerce lo que hayan aprendido en clase. Por ejemplo, podrían aprender y practicar habilidades domésticas.