Los menús de LDS.org han cambiado. Más información. cerrar
Saltar navegador principal

¿Cómo puedo fortalecer a mi familia?

“La felicidad en la vida familiar tiene mayor probabilidad de lograrse cuando se basa en las enseñanzas del Señor Jesucristo. Las familias que logran tener éxito se establecen y mantienen sobre los principios de la fe, la oración, el arrepentimiento, el perdón, el respeto, el amor, la compasión, el trabajo y las actividades recreativas edificantes” (“La familia: Una proclamación para el mundo”, Liahona, noviembre de 2010, pág. 129). A medida que ayudamos a nuestros padres a cumplir con estas metas, podemos ayudar a nuestra familia a lograr la felicidad que el Padre Celestial desea para nosotras.

Prepararse espiritualmente

Con espíritu de oración, estudie los siguientes pasajes de las Escrituras y recursos. ¿Qué principios que se encuentran en las Escrituras y en las palabras de los profetas inspirarán a las jovencitas a fortalecer a su familia?

1 Nefi 8:12 (Lehi deseaba que su familia participara del fruto del árbol de la vida)

1 Nefi 16:14–32 (Nefi fortalece a su familia)

D. y C. 88:119 (Modelo de un hogar justo)

La Familia: Una Proclamación para el Mundo”, Liahona, noviembre de 2010, pág. 129 (véase también Leales a la fe, 2004, págs. 88–90).

Bonnie L. Oscarson, “Defensoras de la Proclamación sobre la familia”, Liahona, octubre de 2015, págs. 14-17.

David A. Bednar, “Más diligentes y atentos en el hogar”, Liahona, noviembre de 2009, págs. 17–20.

La familia”, Para la Fortaleza de la Juventud págs. 14–15.

El hogar es como el cielo”, Himnos, Nº 193.

Allí donde hay amor”, Canciones para los niños, págs. 102–103.

Video: “Por medio de cosas pequeñas”

Compartir experiencias

Al comienzo de cada clase, invite a las jóvenes a compartir, enseñar y testificar acerca de las experiencias que hayan tenido al aplicar lo que aprendieron en la lección de la semana anterior. Esto alentará su conversión personal y les ayudará a darse cuenta de la importancia que tiene el Evangelio en la vida cotidiana.

Presentar la doctrina

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para presentar la lección de esta semana:

  • Pida a las jóvenes que piensen en cosas que pueden hacer como familia para proteger su hogar del daño físico (como fuegos o robos). ¿Qué peligros espirituales amenazan a las familias? ¿Qué pueden hacer ellas para ayudar a proteger a su familia de esos peligros?
  • Pida a las jovencitas que escriban en la pizarra tantas palabras como puedan pensar en uno o dos minutos que describan las cosas que dan felicidad a sus familias.

Aprender juntas

Cada una de las actividades a continuación puede ayudar a las jovencitas a aprender cómo fortalecer a su familia. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para su clase:

  • Pida a las jovencitas que lean partes del discurso de Bonnie L. Oscarson, “Defensoras de la Proclamación sobre la familia”. En su discurso, la hermana Oscarson enseñó que “Todos nosotros —mujeres, hombres, jóvenes, niños, solteros o casados— podemos esforzarnos por ser amos de casa. Debemos hacer de nuestra casa un lugar de orden, de refugio, de santidad y de protección” (Liahona, mayo de 2015, pág. 17). Invite a las jovencitas a buscar una cita en el discurso de la hermana Oscarson que puedan exponer en su casa o en su habitación que les inspire a fortalecer a su familia. ¿Qué pueden hacer ahora para ayudar a que su hogar sea un lugar de santidad, de orden y de protección?
  • Como clase, lean el séptimo párrafo de “La Familia: Una Proclamación para el Mundo” y busquen principios que ayudarán a las jovencitas a lograr la felicidad en la vida familiar. Pida a cada jovencita que lea 1 Nefi 16:14–32 y comparta maneras en que la familia de Lehi aplicó estos principios. Pídales que compartan experiencias que hayan tenido y que les hayan enseñado la importancia de estos principios en la vida familiar.
  • Pida a las jovencitas que escuchen maneras de aumentar el amor en el hogar a medida que cantan o escuchan “El hogar es como el cielo” (Himnos, Nro. 193) o “Allí donde hay amor” (Canciones para los niños, págs. 102-103). Pídales que compartan lo que hayan encontrado. Invítelas a compartir una experiencia en la que hayan sentido felicidad debido a que mostraron amor o ayudaron a aumentar el amor en su hogar.
  • Pida a las jovencitas que lean “La familia” en Para la Fortaleza de la Juventud o vean el video “Por medio de cosas pequeñas” y encuentren cosas que pueden hacer para fortalecer a su familia. ¿Qué ejemplos conocen ellas de familias en las Escrituras que siguieron o que no siguieron estos principios? Invite a las jovencitas a mirar el índice de temas de Para la Fortaleza de la Juventud y a analizar cómo el vivir las otras normas de este libro puede ayudar a invitar el Espíritu en su hogar. Invítelas a escoger una cosa que harán durante la semana siguiente para fortalecer a su familia.
  • Divida su clase en tres grupos, y pida a cada grupo que lea en cuanto a una de las sugerencias que el élder David A. Bednar da en su discurso: “Más diligentes y atentos en el hogar”, y pida a cada grupo que comparta con la clase lo que aprenda, explicando cosas específicas que pueden hacer para aplicar las sugerencias del élder Bednar en su familia. Anímelas a compartir ejemplos que hayan hecho los integrantes de su familia de lo que sugiere el élder Bednar.

Pida a las jovencitas que compartan lo que aprendieron hoy. ¿Comprenden ellas cómo fortalecer a sus familias? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Vivir lo que se aprende

Pida a las jóvenes que piensen cómo pondrán en práctica lo que han aprendido hoy. Por ejemplo, podrían:

  • Buscar maneras de fortalecer a su familia por medio de ofrecer servicio. Esto podría ser tan sencillo como preparar una comida, ayudar a un hermano con su tarea o simplemente escuchar. Pídales que compartan sus experiencias la próxima semana.
  • Escribir en su diario personal maneras en que pueden ser un apoyo para su familia.
  • Completar una actividad del Progreso Personal que las ayude a fortalecer a su familia, como la experiencia 3 o 5 del valor Naturaleza Divina, el proyecto del valor Valor Individual, o la experiencia 2 del valor Virtud.