Los menús de LDS.org han cambiado. Más información. cerrar
Saltar navegador principal

¿Por qué las ordenanzas son importantes en mi vida?

Una ordenanza es un acto sagrado y formal que tiene un significado espiritual. Las ordenanzas se llevan a cabo por la autoridad del sacerdocio bajo la dirección de aquellos que poseen las llaves del sacerdocio. Las ordenanzas nos ayudan a recordar quiénes somos y nos recuerdan nuestra relación con Dios. Nos ayudan a venir a Cristo y a recibir la vida eterna.

Prepararse espiritualmente

Estudie con espíritu de oración los siguientes recursos y pasajes de las Escrituras. ¿Qué se siente inspirada a compartir con las jovencitas para ayudarlas a entender la importancia de las ordenanzas?

Mateo 3:13–17 (El bautismo de Jesucristo)

Hechos 19:1–6 (Pablo bautiza a personas que no se habían bautizado correctamente)

3 Nefi 11:21–26 (Jesucristo otorga la autoridad de bautizar y enseña la manera correcta de hacerlo)

Moroni 8:10–12 (Mormón enseña acerca del bautismo)

D. y C. 84:19-21 (El poder de la divinidad se manifiesta en las ordenanzas del sacerdocio)

Artículos de Fe 1:3–5 (Las ordenanzas son esenciales para la salvación)

David A. Bednar, “Siempre retendréis la remisión de vuestros pecados”, Liahona, mayo de 2016, pág. 59–62.

Gary E. Stevenson, “Sus cuatro minutos”, Liahona, mayo de 2014, págs. 84–86.

Ordenanzas y bendiciones del sacerdocio”, Manual 2: Administración de la Iglesia, 2010, 20.1.

Ordenanzas”, Leales a la Fe, 2004, págs. 134–135.

Video: “Fe en el poder del sacerdocio”

Compartir experiencias

Al comienzo de cada clase, invite a las jóvenes a compartir, enseñar y testificar acerca de las experiencias que hayan tenido al aplicar lo que aprendieron en la lección de la semana anterior. Esto alentará su conversión y les ayudará a darse cuenta de la importancia que tiene el Evangelio en la vida cotidiana.

Presentar la doctrina

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para presentar la lección de esta semana:

  • Escriba la palabra ordenanza en la pizarra y pida a las jóvenes que sugieran definiciones. (Si necesitan ayuda, diríjalas al párrafo que hay al comienzo de esta reseña.) ¿Qué le contestarían a alguien que dijera que las ordenanzas no son necesarias? (Si las jovencitas necesitan ideas, las puede referir a la sección titulada “El Espíritu Santo y las ordenanzas del sacerdocio” del discurso del élder David A. Bednar “Siempre retendréis la remisión de vuestros pecados”.)
  • Pida a las jovencitas que enumeren tantas ordenanzas del Evangelio como recuerden. Ayúdelas a determinar qué ordenanzas de la lista son esenciales para la exaltación (en caso de que necesiten ayuda, pueden leer “Ordenanzas” en Leales a la Fe). ¿Por qué nos dio el Padre Celestial estas ordenanzas?

Aprender juntas

Cada una de las actividades que se dan a continuación ayudarán a las jovencitas a entender por qué son importantes las ordenanzas. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para su clase:

  • En el discurso del élder David A. Bednar “Siempre retendréis la remisión de vuestros pecados”, la sección “Recibir y retener la remisión de los pecados mediante las ordenanzas” describe las bendiciones de las ordenanzas del bautismo, de la imposición de mano para comunicar el don del Espíritu Santo, y la Santa Cena. Para ayudar a las jovencitas a que aprendan cómo estas ordenanzas nos pueden ayudar, invítelas a elegir una ordenanza y a que enumeren todo lo que aprendieron de esa sección. Después, invítelas a que enseñen lo que aprendieron al resto de la clase de una manera creativa, quizás mostrando fotos o jugando un juego.
  • Invite a un orador o a una jovencita que haya logrado algo significativo para que comparta los requisitos que necesitó para lograrlo, dónde y cómo lo completó (quizás haya recibido el reconocimiento del Progreso Personal, obtenido un logro académico o fue seleccionada para formar parte de un equipo). Después invite a las jovencitas a leer el párrafo que comienza con “Así como ciertos pasos” del discurso del élder Gary E. Stevenson “Sus cuatro minutos”. ¿De qué manera las ordenanzas son como los requisitos que compartió el orador o la jovencita? También podría leer el resto del discurso del élder Stevenson y buscar más enseñanzas sobre las ordenanzas.
  • Como clase, revisen la lista de cuatro requisitos para oficiar ordenanzas en la sección 20.1 del Manual 2. Invite a las jóvenes a leer 3 Nefi 11:21–26 y a identificar cómo se cumplen estos requisitos en la descripción del Salvador sobre el bautismo. Pídales que piensen en una ordenanza que hayan presenciado recientemente y que describan cómo la misma cumplió con estos cuatro requisitos. ¿Qué ocurre si se lleva a cabo una ordenanza sin que se cumplan estos requisitos? Pregunte a las jóvenes por qué es importante que conozcan estos requisitos.
  • Invite a las mujeres jóvenes a imaginarse que están enseñando a alguien de otro credo en cuanto al bautismo, y esa persona dice: “Ya me bauticé en mi iglesia”. ¿Cómo ayudarían las jovencitas a que esa persona comprenda, de una manera sensible, por qué se debería bautizar otra vez? ¿Qué Escrituras o experiencias podrían compartir? Podría referirse a la lista de los requisitos en la sección 20.1 del Manual 2; Mateo 3:13–17; Hechos 19:1–6; 3 Nefi 11:21–26; o Moroni 8:10–12. De ser posible, invite a los misioneros de tiempo completo a asistir a la clase y compartir cómo explican ellos la importancia de las ordenanzas a sus investigadores (primero obtenga permiso del obispo).
  • Comparta con la clase la siguiente declaración del presidente Spencer W. Kimball: “Las ordenanzas nos sirven de recordatorios. Ése es el propósito real de la Santa Cena, evitar que nos olvidemos, ayudarnos a recordar” (Teachings of Spencer W. Kimball, ed. Edward L. Kimball, 1982, pág. 112). Pida a las jóvenes que hagan una lista de las ordenanzas del Evangelio (como las que se encuentran en las páginas 134–135 de Leales a la fe) y analicen lo que cada una de esas ordenanzas nos ayuda a recordar.

Pida a las jóvenes que compartan lo que aprendieron hoy. ¿Comprenden ellas la importancia de las ordenanzas? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicar más tiempo a esta doctrina?

Vivir lo que se aprende

Pida a las jóvenes que piensen cómo pondrán en práctica lo que han aprendido hoy. Por ejemplo, podrían: