Skip main navigation

¿Cuáles son mis responsabilidades en la obra del sacerdocio?

La obra del sacerdocio incluye más que los deberes de los poseedores del sacerdocio. Es la obra de Dios—la obra de bendecir y exaltar a Sus hijos— que llevan a cabo Sus hijos que guardan los convenios. Las mujeres son esenciales para llevar a cabo la obra del sacerdocio. Ministramos a los necesitados, enseñamos el Evangelio e invitamos a todos a venir a Cristo.

Prepararse espiritualmente

A medida que se prepara, estudie con espíritu de oración estos pasajes de las Escrituras y materiales de consulta. ¿Qué se siente inspirada a compartir con las jóvenes?

D. y C. 20:38-60 (Deberes de los poseedores del sacerdocio)

Lucas 8:1–3; Hechos 9:36–40; Romanos 16:1–2 (Ejemplos de ministrar a los demás)

Alma 56:47–48; 57:21; D. y C. 25:6–8; Moisés 5:11–12 (Ejemplos de enseñar el Evangelio)

Lucas 2:36–38; Juan 20:11–18; Alma 19:16–17 (Ejemplos de invitar a otros a venir a Cristo)

Dallin H. Oaks, “Las llaves y la autoridad del sacerdocio”, Liahona, mayo de 2014

D. Todd Christofferson, “La fuerza moral de la mujer”, Liahona, noviembre de 2013, págs. 29–32.

La Sociedad de Socorro: Una restauración de un modelo antiguo”, Hijas en Mi Reino: La historia y la obra de la Sociedad de Socorro, 2011, págs. 3–7.

Video: “Dulce Tu obra es, Señor”

Compartir experiencias

Al comienzo de cada clase, invite a las jóvenes a compartir, enseñar y testificar acerca de las experiencias que hayan tenido al aplicar lo que aprendieron en la lección de la semana anterior. Esto alentará su conversión personal y las ayudará a darse cuenta de la importancia que tiene el Evangelio en la vida cotidiana.

Presentar la doctrina

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para presentar la lección de esta semana:

  • Escriba en la pizarra: “¿Cuáles son los deberes de los poseedores del sacerdocio?”. Pida a las mujeres jóvenes que anoten todos los deberes que puedan pensar, y después añadan a su lista los deberes que encuentren en Doctrina y Convenios 20:46–60. Invítelas a considerar cuáles de esas responsabilidades comparten con los hombres jóvenes.
  • Como clase, lean el párrafo al comienzo de esta reseña e invite a las mujeres jóvenes a escribir en la pizarra palabras y frases que les ayuden a comprender lo que es la obra del sacerdocio. ¿Qué relación encuentran entre el lema de las Mujeres Jóvenes y los deberes de los poseedores del sacerdocio que se encuentran en Doctrina y Convenios 20:46–60?

Aprender juntas

Cada una de las actividades siguientes ayudará a las jóvenes a participar en la obra del sacerdocio. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más actividades que resulten mejor para su clase:

  • Antes de la clase, invite a las jovencitas a aprender en cuanto a una mujer influyente —en las Escrituras (como las que se sugieren en esta reseña), en la historia de la Iglesia, o en su propia familia— que haya sido un ejemplo de ministrar, enseñar el Evangelio o invitar a otros a venir a Cristo. Al principio de la clase, invítelas a compartir lo que escribieron. ¿De qué forma participaban estas mujeres en la obra del sacerdocio? ¿Qué aspectos de estos relatos inspiran a las jóvenes? ¿Cómo se ven a sí mismas en la obra del sacerdocio?
  • Como clase, lean “La Sociedad de Socorro: Una restauración de un modelo antiguo”. Invite a las jóvenes a compartir lo que piensen en cuanto a la función de la mujer en la obra del sacerdocio. ¿Cómo inspira a las jóvenes el leer en cuanto a lo que las mujeres han hecho a lo largo de la historia para participar en esta obra hoy en día? Aliente a las jovencitas a leer el resto de Hijas en Mi Reino por ellas mismas. De ser posible, podría proporcionarles copias.
  • Lean juntas la sección IV del discurso del élder Dallin H. Oaks “Las llaves y la autoridad del sacerdocio” y pida a las jóvenes que compartan las citas que les llamen la atención. Con permiso del obispo, invite a una hermana del barrio a hablar con la clase en cuanto a cómo la autoridad del Evangelio ha aumentado su capacidad de cumplir con su llamamiento. Puede que sea bueno invitar a la hermana con varios días de anticipación.
  • Muestre el video “Dulce Tu obra es, Señor”, e invite a las jovencitas a identificar las maneras en que las mujeres del video están participando en la obra del sacerdocio. ¿Cómo les inspiran estos ejemplos y las palabras de los líderes de la Iglesia en este video a participar más plenamente en esta obra?

Pida a las jóvenes que compartan lo que aprendieron hoy. ¿Comprenden ellas cómo pueden participar en la obra del sacerdocio? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Vivir lo que se aprende

Pida a las jóvenes que piensen cómo pondrán en práctica lo que han aprendido hoy. Por ejemplo, podrían:

  • Hacer un plan para cumplir con sus responsabilidades en la obra del sacerdocio.
  • Compartir con su familia lo que han aprendido hoy en cuanto a la obra del sacerdocio.