Saltar navegador principal

¿Por qué motivo es importante estudiar las Escrituras?

Las Escrituras contienen la palabra de Dios. Los profetas de los últimos días nos aconsejan que estudiemos las Escrituras todos los días, tanto individualmente como con nuestras familias. El estudio de las Escrituras puede ayudarnos a conocer a nuestro Padre Celestial y a Jesucristo, darnos poder para resistir la tentación y fortalecernos en nuestras tribulaciones.

Prepararse espiritualmente

Estudie con Espíritu de oración los siguientes pasajes de las Escrituras y otros recursos aprobados por la Iglesia. ¿Qué cree que ayudaría a las jovencitas a comprender la importancia del estudio de las Escrituras?

Salmos 119:105; 2 Timoteo 3:16–17; 2 Nefi 32:3 (Las Escrituras pueden ser una guía para nuestra vida)

1 Nefi 15:24–25; Alma 31:5; Helamán 3:29–30; 15:7–8; D. y C. 11:21 (Hay poder en la palabra de Dios)

D. y C. 84:45; José Smith—Mateo 1:37 (Las Escrituras nos ayudan a discernir la verdad y evitar el engaño)

Boyd K. Packer, “La clave para la protección espiritual”, Liahona, noviembre de 2013

Richard G. Scott, “El poder de las Escrituras”, Liahona, noviembre de 2011, págs. 6–8

Experiencia 1 del valor Elección y responsabilidad del Progreso Personal, 2009, pág. 46

Escrituras”, Leales a la Fe, 2004, págs. 74–78

Videos: “El Libro de Mormón: Mensajes del cielo”, “El pan de cada día: Modelos”

Compartir experiencias

Al comienzo de cada clase, invite a las jóvenes a compartir, enseñar y testificar acerca de las experiencias que hayan tenido al aplicar lo que aprendieron en la lección de la semana anterior. Esto alentará la conversión personal y ayudará a las jóvenes a darse cuenta de la importancia que tiene el Evangelio en la vida cotidiana.

Presentar la doctrina

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para presentar la lección de esta semana:

  • Invite a algunas jóvenes a compartir una Escritura favorita. ¿Por qué son importantes para ellas estos pasajes de las Escrituras?
  • Muéstreles a las jóvenes algunos artículos que sirvan para guiar, como un mapa, una brújula o un dispositivo GPS. ¿De qué modo son las Escrituras como esos objetos? Invite a las jóvenes a compartir una experiencia en la que hayan encontrado guía y dirección en las Escrituras.

Aprender juntas

Cada una de las actividades siguientes ayudará a las jóvenes a entender la importancia del estudio de las Escrituras. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más actividades que resulten mejor para su clase:

  • Invite a las jóvenes a leer 2 Timoteo 3:16–17 y 2 Nefi 32:3. ¿Qué enseñan estos pasajes de las Escrituras sobre la importancia del estudio de las Escrituras? Como clase, repasen la lista de los pasajes de las Escrituras que han guiado la vida del élder Richard G. Scott (en su discurso “El poder de las Escrituras”). Pida a cada jovencita que haga su propia lista de pasajes que le hayan servido de guía. Pídales que compartan sus pasajes con la clase y que expliquen cómo han guiado su vida.
  • Invite a las jóvenes a leer secciones de uno de los discursos que se sugieren en esta reseña. Pídales que busquen las bendiciones que provienen del estudio de las Escrituras. ¿Cuándo experimentaron estas bendiciones en su vida?
  • Pida a cada joven que lea uno de los pasajes de las Escrituras que se sugieren en esta reseña y que luego haga un dibujo que represente lo que enseña su pasaje e invite al resto de la clase a adivinar lo que dice el pasaje acerca del estudio de las Escrituras. ¿Qué experiencias pueden compartir las jóvenes en las que hayan visto la importancia del estudio de las Escrituras en sus vidas?
  • Invite a las jóvenes a ver uno de los videos que se sugieren en esta reseña o a leer “Importancia del estudio diario de las Escrituras” en Leales a la Fe (págs. 74–75). Pídales que busquen respuestas a la pregunta: “¿Por qué es importante que estudie las Escrituras?”. Invítelas a compartir lo que hayan encontrado.

Pida a las jóvenes que compartan lo que aprendieron hoy. ¿Comprenden la importancia del estudio de las Escrituras? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Vivir lo que se aprende

Invite a las jóvenes a que piensen en la forma en que pondrán en práctica lo que han aprendido hoy. Por ejemplo, podrían:

  • Trabajar en la experiencia 1 del valor Elección y responsabilidad del Progreso Personal y hacer un plan para desarrollar el hábito del estudio diario de las Escrituras o mejorar el estudio de las Escrituras.
  • Memorizar un pasaje de las Escrituras que les inspire y compartirlo en la clase de la próxima semana.