Saltar navegador principal

Súbanse a la ola

Uno mi voz a la del presidente Thomas S. Monson y a los demás para felicitar a quienes han respondido al llamado del profeta de que tengamos más misioneros dignos. En este momento una ola de entusiasmo sin precedentes por la obra misional se está extendiendo por toda la tierra …

¡Esta ola de verdad y rectitud es asombrosa! ¡No está hecha por el hombre! Proviene del Señor, que dijo: “Apresuraré mi obra en su tiempo” (D. y C. 88:73). Esta ola fue facultada por un anuncio divino realizado hace 193 años. Consistió de sólo seis palabras: “Éste es mi Hijo Amado: ¡Escúchalo!” (José Smith—Historia 1:17). Expresado por el Dios Todopoderoso, ese anuncio presentó al Señor Jesucristo al joven José Smith. Esas seis palabras iniciaron la restauración de Su evangelio. ¿Por qué? ¡Porque nuestro Dios viviente es un Dios amoroso! ¡Él quiere que Sus hijos lo conozcan a Él y a Jesucristo, a quien ha enviado! (véase Juan 17:3). ¡Y quiere que Sus hijos obtengan la inmortalidad y la vida eterna! (véase Moisés 1:39).

Lee, ve o escucha el discurso completo.

Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

 
1000 caracteres restantes