Saltar navegador principal

Santificaos

Cuando un rayo alcanzó a un jugador de un equipo de fútbol americano de ligas menores, el entrenador ayudante del equipo, de 18 años, tuvo que estar preparado para emplear su autoridad del Sacerdocio de Melquisedec, que le había sido conferido recientemente, para invocar los poderes sanadores de los cielos.

Lea todo el discurso del élder Jeffrey R. Holland: “Santificaos”.

Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

 
1000 caracteres restantes