El relato del Libro de Mormón


¿Qué pasa en el Libro de Mormón? Utilice estas ilustraciones para aprender sobre los profetas y las historias de este maravilloso libro de Escrituras.
  1. 1

    El Libro de Mormón comienza con un profeta llamado Lehi. Él advirtió al pueblo inicuo de Jerusalén que se arrepintiera, pero ellos no lo escucharon. El Señor le dijo a Lehi que llevara a los integrantes de su familia: su esposa Saríah y sus hijos —Lamán, Lemuel, Sam y Nefi— al desierto. (Véase 1 Nefi 1–2.)

  2. 2

    Lehi envió a sus hijos de regreso para conseguir las planchas de bronce. Esas planchas contenían la historia de sus antepasados y otras cosas que el Señor les había dicho que escribieran. Lehi y Nefi cuidaron muy bien las planchas. También ellos escribieron en planchas de metal los sucesos de su familia. (Véase 1 Nefi 3–5.)

  3. 3

    El Señor le dio a Lehi una brújula llamada Liahona para guiar a su familia por el desierto hasta la tierra prometida. (Véase 1 Nefi 16.)

  4. 4

    El Señor le dijo a Nefi que construyera un barco para llevar a la familia de Lehi a la tierra prometida. Nefi obedeció a su padre y al Señor, pero Lamán y Lemuel no. (Véase 1 Nefi 17.)

  5. 5

    Lehi y su familia zarparon hacia la tierra prometida en el barco que construyeron. (Véase 1 Nefi 18.)

  6. 6

    Lamán y Lemuel continuaron desobedeciendo a su padre y al Señor; a sus descendientes se los conoce como lamanitas. Nefi fue constante en obedecer a su padre y al Señor; a sus descendientes se los llamó nefitas. (Véase 2 Nefi 4–5.)

  7. 7

    Después de que Lehi y Nefi murieron, otras personas como Jacob, el hermano de Nefi, se encargaron de escribir en las planchas las enseñanzas y los acontecimientos importantes. (Véase Jacob 1.)

  8. 8

    Enós oró pidiendo el perdón de sus pecados y fue perdonado. (Véase Enós 1.)

  9. 9

    El rey Benjamín construyó una torre para enseñar el Evangelio a su pueblo. (Véase Mosíah 2–6.)

  10. 10

    Un rey inicuo llamado Noé condenó a muerte al profeta Abinadí; pero las enseñanzas de Abinadí convirtieron a Alma, uno de los sacerdotes del rey Noé. (Véase Mosíah 11–17.)

  11. 11

    Alma escapó de la corte del rey Noé, enseñó el Evangelio a otras personas y las bautizó. (Véase Mosíah 18.)

  12. 12

    Alma, hijo, no era obediente. Él y sus amigos, los hijos de Mosíah, eran inicuos, pero luego un ángel les dijo que se arrepintieran. Alma y los hijos de Mosíah se arrepintieron y pasaron el resto de su vida predicando el Evangelio. (Véase Mosíah 27–28.)

  13. 13

    Ammón, el hijo de Mosíah, convirtió a muchos lamanitas después de defender los rebaños del rey Lamoni y se ganó su confianza. (Véase Alma 17–19.)

  14. 14

    El capitán Moroni escribió el estandarte de la libertad y luchó para defender la libertad de su pueblo. (Véase Alma 46, 48.)

  15. 15

    Helamán dirigió un ejército de 2.000 jóvenes rectos. (Véase Alma 53, 56–58.)

  16. 16

    Un profeta lamanita llamado Samuel profetizó que Jesucristo nacería pronto. (Véase Helamán 13–16.)

  17. 17

    En el lejano Belén, nació Jesucristo. Él enseñó Su evangelio, sanó y bendijo a la gente y estableció Su Iglesia. Después de ser crucificado, resucitó. (Véase 3 Nefi 1, 8–10.)

  18. 18

    Después de Su resurrección, Él visitó a los nefitas y lamanitas justos; les enseñó Su Evangelio, los sanó y los bendijo, tal como lo hizo en los alrededores de Jerusalén. (Véase 3 Nefi 11–28.)

  19. 19

    Se escogió a un niño de 10 años llamado Mormón para que escribiera sobre las planchas cuando fuera mayor. A los 24 años, él empezó a compaginar en planchas de metal los relatos de todos los anales. (Véase Mormón 1.)

  20. 20

    Antes de morir, Mormón entregó las planchas a su hijo Moroni, que era un general del ejército y fue el último nefita que sobrevivió una gran batalla entre los lamanitas y los nefitas. (Véase Mormón 6, 8.)

  21. 21

    Antes de morir, Moroni enterró las planchas en un lugar llamado Cumorah. Unos 1.400 años después de que Moroni enterrara las planchas, un joven de 14 años de edad que se llamaba José Smith oró para saber qué iglesia era la verdadera. (Véase José Smith—Historia 1:5–16.)

  22. 22

    El Padre Celestial y Jesucristo visitaron a José Smith y le dijeron que ninguna de las iglesias era verdadera ni tenía la plenitud del Evangelio. José ayudaría a restaurar la Iglesia verdadera de Jesucristo. (Véase José Smith—Historia 1:17–20.)

  23. 23

    Moroni visitó a José Smith y le habló de las planchas enterradas. Cuando José fuera mayor, obtendría las planchas y las traduciría. (Véase José Smith—Historia 1:27–54.)

  24. 24

    Cuando José Smith tenía 21 años, fue al cerro Cumorah y sacó las planchas del lugar donde Moroni las había enterrado. (Véase José Smith—Historia 1:59.)

  25. 25

    Mediante el poder de Dios, José Smith tradujo lo escrito en las planchas y publicó esa traducción como el Libro de Mormón. (Véanse la portada y la introducción del Libro de Mormón.)