“Acud[e] a Dios para que vivas”

El Antiguo Testamento: Guía de estudio para el miembro de la clase, 2001


Estudie los siguientes pasajes de las Escrituras:

  1. a.

    Números 11. Los israelitas se quejan del maná y desean comer carne (11:1–9). Moisés sigue las instrucciones del Señor y reúne a setenta élderes para que le ayuden (11:10–17, 24–30). El Señor complace el deseo de los israelitas de comer carne y les envía una cantidad enorme de codornices; inmediatamente los castiga con una plaga por su codicia y su glotonería (11:18–23, 31–35).

  2. b.

    Números 12. María y Aarón mur-muran contra Moisés (12:1–3). El Señor los reprende por haber mur-murado (12:4–16).

  3. c.

    Números 13–14. Moisés da ins-trucciones a doce hombres para que vayan a reconocer la tierra de Canaán (13:1–20). Ellos vuelven con informes favorables acerca de los recursos de esa tierra, pero todos, excepto Josué y Caleb, tienen miedo de los habitantes del lugar y desean regresar a Egipto (13:21–14:10). El Señor dice a Moisés que los israelitas, que no tenían fe y por todo se quejaban, vagarán por el desierto durante cuarenta años, hasta que toda la generación adulta haya muerto, con excepción de Josué y Caleb (14:11–39).

  4. d.

    Números 21:1–9. Los israelitas des-truyen a los cananeos que los atacan (21:1–3). El Señor envía serpientes ardientes para castigar a los israelitas por quejarse constantemente (21:4–6). Moisés hace una serpiente de bronce, la coloca sobre un asta y les dice a los del pueblo que si la miran, vivirán (21:7–9).

• ¿Por qué se quejaban los israelitas del maná? (Véase Números 11:4–6.) ¿Qué peligro implica el desear más de lo que se tiene?

• De la misma forma que los hijos de Israel debían mirar a la serpiente de bronce para vivir, nosotros también debemos acudir a Jesucristo para recibir la vida eterna (Alma 37:46–47; Helamán 8:15). ¿Qué significa acudir a Cristo?

Lectura complementaria: Juan 3:14–16; 1 Nefi 17:41; Alma 33:18–22; 37:46–47; Helamán 8:13–15.