12: ¿Cómo preparo a las personas para el bautismo y la confirmación?
    Notas al pie de página

    “12: ¿Cómo preparo a las personas para el bautismo y la confirmación?” Predicad Mi Evangelio: Una guía para el servicio misional, 2018, págs. 221–230.

    “12 El bautismo y la confirmación”, Predicad Mi Evangelio, págs. 221–230

    12

    ¿Cómo preparo a las personas para el bautismo y la confirmación?

    Baptism of Christ [Bautismo de Cristo]

    © 1988 Greg K. Olsen. Cortesía de Mill Pond Press y del Dr. Gerry Hooper. Prohibida la reproducción.

    Considere esto

    • ¿Qué debo hacer para ayudar a preparar a las personas para el bautismo y la confirmación?

    • ¿Cómo llevo a cabo una entrevista bautismal eficaz?

    • ¿Cómo se planifica y se dirige un servicio bautismal espiritual?

    • ¿Cómo trabajo de cerca con el obispo para garantizar que los conversos sean confirmados?

    • ¿Por qué es importante llenar los registros de bautismo y de confirmación?

    Prepare a las personas para el bautismo y la confirmación

    El objetivo de su enseñanza es ayudar a los demás a cultivar la fe en Jesucristo y arrepentirse de sus pecados. Tal como enseñó Mormón: “… las primicias del arrepentimiento es el bautismo” (Moroni 8:25). La entrevista bautismal es el medio establecido por la Iglesia para asegurarse de que cada uno de los candidatos al bautismo cumpla con las normas del Señor para el bautismo y esté preparado para recibir el don del Espíritu Santo. Por medio de esa entrevista, los candidatos al bautismo cumplen con el requisito establecido en las Escrituras de dar testimonio ante un representante autorizado de la Iglesia de que “se han arrepentido verdaderamente de todos sus pecados” (Doctrina y Convenios 20:37). Los compromisos que hacen las personas las preparan para hacer y cumplir con el convenio del bautismo, ser confirmadas miembros de la Iglesia, recibir el don del Espíritu Santo, ir al templo con una recomendación de uso limitado y recibir el Sacerdocio Aarónico (los varones a partir de los doce años). Las personas que hayan cumplido con los compromisos que usted las invitó a hacer estarán bien preparadas para la entrevista y para ser miembros activos de la Iglesia.

    Al enseñar a las personas y al prepararlas para el bautismo y la confirmación, asegúrese de que reúnan los requisitos para el bautismo. A medida que entren en la senda de los convenios, recuerde que esta conduce al santo templo, donde recibirán las bendiciones necesarias para la vida eterna.

    Requisitos para el bautismo

    Doctrina y Convenios 20:37:

    • Humillarse ante Dios.

    • Deseo de ser bautizado(a).

    • Venir con corazones quebrantados y con espíritus contritos.

    • Arrepentirse de todos sus pecados.

    • Estar dispuestos a tomar sobre sí el nombre de Cristo.

    • Tener la determinación de servir a Cristo hasta el fin.

    • Manifestar por sus obras que han recibido el Espíritu de Cristo para la remisión de sus pecados.

    La Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce:

    • Hacer suficientes cambios en su vida para cumplir con los requisitos establecidos en Doctrina y Convenios 20:37.

    • Cultivar la fe en Cristo.

    • Arrepentirse de sus transgresiones.

    • Vivir los principios de la dignidad moral.

    • Vivir la Palabra de Sabiduría.

    • Comprometerse a pagar el diezmo.

    • Recibir todas las lecciones misionales.

    • Conocer al obispo.

    • Asistir a varias reuniones sacramentales.

      (“Declaración en cuanto a la obra misional”, carta de la Primera Presidencia, 11 de diciembre de 2002)

    Una vez que una persona haya fijado una fecha bautismal firme, programe las fechas en que usted cumplirá con todos los pasos que conducen al bautismo y la confirmación, de conformidad con lo que figura en la agenda diaria. Repase cuidadosamente el Registro de enseñanza para cerciorarse de que haya enseñado la doctrina básica y de que los candidatos estén preparados para contestar cada una de las preguntas de la entrevista bautismal. En la siguiente reunión con esa persona, repase con él o ella las fechas establecidas. Si es posible, la persona debe asistir a un servicio bautismal antes de su propio bautismo.

    Si usted cree que la persona a la que esté enseñando necesita preparación adicional, no programe la entrevista sino hasta que él o ella cumplan con las normas. Si el candidato es menor de edad, asegúrese de que los padres o los tutores hayan dado su permiso, de preferencia por escrito, para que pueda ser bautizado(a).

    Al ayudar a las personas a prepararse para la entrevista bautismal, hable con ellas acerca del propósito de la entrevista. Enséñeles acerca de lo sagrado que es el bautismo y la recepción del Espíritu Santo y dé su testimonio al respecto. Explíqueles que desea cerciorarse de que entiendan los principios que usted les ha enseñado y el convenio que harán. Explíqueles también que la entrevista es una oportunidad para que den testimonio ante un representante del Señor de que están preparados para esas sagradas ordenanzas. A medida que guarden el convenio bautismal, ellos recibirán la remisión de sus pecados. Explíqueles las preguntas que les hará el entrevistador acerca de su creencia en la doctrina importante del Evangelio, de su arrepentimiento de pecados pasados y de su voluntad de hacer un convenio de obedecer a Jesucristo por toda la vida. Recalque que el bautismo por agua no está completo sin el bautismo por fuego mediante el don del Espíritu Santo.

    Recuerde a la persona que inmediatamente después del bautismo y la confirmación, él o ella es digno(a) y elegible para recibir una recomendación de uso limitado a fin de ir al templo a efectuar bautismos por sus antepasados fallecidos; y los varones pueden ser ordenados al Sacerdocio Aarónico a partir de los doce años. Esto ayudará a la persona a establecerse en la senda que lleva a hacer los convenios de templo que abren la puerta a la vida eterna.

    Actividad: Estudio personal y con el compañero

    Cómo realizar la entrevista

    La persona que realiza la entrevista debe hacer las preguntas para la entrevista bautismal con la guía del Espíritu a fin de determinar si el candidato al bautismo reúne los requisitos descritos en Doctrina y Convenios 20:37. También debe adaptar las preguntas a la edad y la madurez del candidato.

    Si las respuestas a las preguntas de la entrevista bautismal indican que el candidato no reúne los requisitos, se deben posponer el bautismo y la confirmación. Los misioneros de tiempo completo deben impartirle enseñanza adicional y los miembros del barrio deben continuar hermanándole.

    El líder de distrito o el líder de zona que conduce la entrevista debe:

    • Realizar la entrevista en un lugar cómodo y privado, y propicio para que esté presente el Espíritu del Señor. Cuando se entreviste a un niño, a un joven o a una mujer, el compañero del misionero que hace la entrevista debe hallarse cerca, en la sala, el vestíbulo o el pasillo adyacentes. Si la persona que se entrevista lo desea, se puede invitar a otro adulto a participar en la entrevista. Los misioneros han de evitar cualquier circunstancia que pueda malinterpretarse (véase “Cómo prevenir y responder ante el abuso o maltrato”, carta de la Primera Presidencia, 26 de marzo de 2018).

    • Comenzar con una oración.

    • Ayudar al candidato a sentirse a gusto.

    • Hacer que la entrevista sea una experiencia espiritualmente edificante.

    • Asegurarse de que el candidato comprenda el propósito de la entrevista.

    • Hacer las preguntas para la entrevista bautismal. Hacer preguntas posteriores a fin de verificar la firmeza del testimonio de la persona y la sinceridad de su arrepentimiento.

    • Contestar las preguntas del candidato.

    • Invitar a la persona a dar testimonio y a expresar sus sentimientos.

    • Si existe alguna duda en cuanto al testimonio o la dignidad de la persona, explíquele que sería mejor posponer el bautismo hasta que esté mejor preparada.

    Preguntas para la entrevista bautismal

    1. ¿Cree que Dios es nuestro Padre Eterno? ¿Cree que Jesucristo es el Hijo de Dios, el Salvador y el Redentor del mundo?

    2. ¿Cree que la Iglesia y el evangelio de Jesucristo han sido restaurados por medio del profeta José Smith? ¿Cree que [el actual Presidente de la Iglesia] es un profeta de Dios? ¿Qué significa esto para usted?

    3. ¿Qué significa para usted arrepentirse? ¿Considera que se ha arrepentido de sus transgresiones pasadas?

    4. ¿Ha cometido alguna vez un delito grave? Si es así, ¿está en período de prueba o libertad condicional? ¿Ha participado alguna vez en un aborto voluntario? ¿Ha cometido alguna vez una transgresión homosexual?

    5. Se le ha enseñado que ser miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días supone el vivir las normas del Evangelio. ¿Qué es lo que entiende con respecto a las siguientes normas? ¿Está dispuesto a obedecerlas?

      1. La ley de castidad, que prohíbe cualquier clase de relación sexual fuera de los vínculos del matrimonio legal entre un hombre y una mujer.

      2. La ley del diezmo.

      3. La Palabra de Sabiduría.

      4. El día de reposo, que incluye el participar semanalmente de la Santa Cena y prestar servicio a los demás.

    6. Cuando se bautice, hará convenios con Dios de que está dispuesto a tomar sobre usted el nombre de Cristo y guardar Sus mandamientos durante toda la vida. ¿Está listo(a) para hacer ese convenio y esforzarse por ser fiel a él?

    Al concluir una entrevista en la que el candidato haya reunido los requisitos para el bautismo, felicítelo. Vuelva a reunirse con los otros misioneros y explique lo que ocurrirá en el servicio bautismal.

    Explique que la confirmación se llevará a cabo bajo la dirección del obispo en una reunión sacramental del barrio en donde viven los candidatos.

    Cuando sea necesario posponer un bautismo, el líder de distrito o de zona y los demás misioneros deben tratar la situación con suma delicadeza y confidencialidad. Asegure al candidato que él o ella puede alcanzar su meta, y explíquele que algunas transgresiones requieren más tiempo para lograr un arrepentimiento exhaustivo. Explique que la naturaleza sagrada de la ordenanza requiere que se cumpla con altas normas de dignidad. Asegúrele que usted y otras personas harán todo lo que esté de su parte para apoyarle. Después cumpla fielmente con su promesa.

    El bautismo y la confirmación: Preguntas y respuestas

    ¿Quién realiza la entrevista para el bautismo?

    Por lo general, el líder de distrito entrevista a los candidatos al bautismo a quienes hayan enseñado los misioneros de su distrito, incluso los candidatos a quienes hayan enseñado sus líderes de zona. El líder de zona entrevista a los candidatos al bautismo a quienes haya enseñado el líder de distrito. El presidente de misión o uno de sus consejeros debe entrevistar a las personas que hayan cometido pecados graves. Los líderes de distrito o de zona no entrevistan a candidatos al bautismo fuera de su propio distrito o zona, a menos que el presidente de misión les asigne hacerlo.

    ¿Cuál es la definición de un bautismo de converso?

    Se definen como bautismos de conversos los bautismos de:

    • Personas de nueve años en adelante que nunca han sido bautizadas y confirmadas miembros de la Iglesia.

    • Niños de ocho años de edad cuyos padres no son miembros o cuyos padres serán bautizados y confirmados al mismo tiempo que el menor.

    ¿Necesito obtener permiso para bautizar a un niño?

    La preocupación de la Iglesia con respecto a los niños es su bienestar actual y futuro, así como la armonía en el ambiente de su hogar. Para la protección de los menores, se debe cumplir con las siguientes condiciones antes de que usted pueda bautizar a un menor de edad, según lo definan las leyes locales:

    1. Usted debe obtener permiso de ambos padres o tutores legales. Pida el consentimiento por escrito, si usted piensa que eso pueda prevenir malentendidos.

    2. Usted discierne que es claramente evidente que el menor entiende el convenio bautismal y que hará todo esfuerzo por guardarlo mediante la obediencia a los mandamientos, incluso mediante la asistencia fiel a las reuniones de la Iglesia.

    3. El menor no vive en su residencia principal con padres que son polígamos ni mantienen una relación entre personas del mismo sexo. Si uno de los padres es polígamo, o ambos lo son, usted debe ponerse en contacto con el presidente de misión para recibir información adicional. Para obtener información adicional en cuanto a los hijos de padres con parejas del mismo sexo, véase la carta de la Primera Presidencia del 13 de noviembre de 2015 (“Carta de la Primera Presidencia aclara cambios en el manual de la Iglesia”, LDS.org) y “La Iglesia pone en contexto los cambios del manual relativos al matrimonio entre personas del mismo sexo”, 6 de noviembre de 2015 (www.mormonnewsroom.org).

    4. El bautismo no está prohibido por la cultura ni por las leyes locales.

    ¿Necesito obtener el permiso del cónyuge a fin de bautizar al esposo o a la esposa?

    Sí. No bautice a una persona casada sin obtener el consentimiento de su cónyuge.

    Si el padre o la madre de una familia no están preparados para el bautismo, ¿debo bautizar a la familia o esperar a que el padre o la madre estén listos?

    Si el padre o la madre de una familia no están preparados para el bautismo y la confirmación, pero los demás miembros de la familia sí lo están, puede decirle al padre o la madre que prefiere no bautizar a la familia sin él o ella porque la Iglesia respeta los deseos de los progenitores y porque los miembros de su familia progresarán mejor en el Evangelio siendo una unidad familiar. Si el padre o la madre siguen negándose a ser bautizados, puede bautizar y confirmar a los demás miembros de la familia con el consentimiento de él o ella.

    ¿Conviene ordenar a un padre de familia al Sacerdocio Aarónico inmediatamente después del bautismo para que él pueda bautizar a los miembros de su familia?

    No. El padre debe ser confirmado en una reunión sacramental y, después de una entrevista con el obispo, debe ser sostenido para recibir el Sacerdocio Aarónico. No se deben postergar los bautismos de los miembros de la familia a fin de que el padre reciba el sacerdocio y realice los bautismos.

    ¿Puedo enseñar y bautizar a una persona que ha sido excomulgada?

    El bautismo de personas excomulgadas no se considera un bautismo de converso y los misioneros no entrevistan a esas personas para el bautismo. Usted puede trabajar con ellas bajo la estrecha supervisión del presidente de misión y del obispo.

    ¿Qué ocurre si una persona tiene una fecha bautismal programada pero no está guardando todos los compromisos?

    Si usted cree que una persona a la que esté enseñando necesita preparación adicional, no programe la entrevista bautismal sino hasta que la persona esté cumpliendo los compromisos al nivel establecido.

    ¿Qué debo hacer cuando las personas deseen ser bautizadas pero estén viviendo en unión libre, sin estar casadas?

    Los candidatos al bautismo que hayan estado viviendo con una persona del sexo opuesto sin estar casados deben casarse o dejar de vivir juntos antes de poder bautizarse.

    En la pregunta 4 de la entrevista bautismal se indaga si una persona ha cometido un delito grave (y de ser así, si está en período de prueba o de libertad condicional), si ha participado en un aborto voluntario o si ha cometido una transgresión homosexual. ¿Qué debo hacer si alguien confiesa haber cometido uno de esos pecados?

    1. Instrucciones para los misioneros que enseñan. En ocasiones, las personas revelan información acerca de tales pecados en el momento en que usted les está enseñando acerca de los mandamientos y les está invitando a hacer compromisos. Sin embargo, si no dicen nada pero usted piensa que tienen un problema, prepárelos para la entrevista bautismal preguntándoles si han participado en alguno de esos pecados. Si usted se da cuenta de que han cometido un pecado serio, no pregunte los detalles del pecado. No programe la fecha bautismal ni haga ninguna promesa de que podrán recibir la autorización más adelante para ser bautizados y confirmados. Exprese su amor por ellos y repase el principio del arrepentimiento y el perdón. Explíqueles amablemente que esos pecados son graves y que una persona con más madurez y experiencia (el presidente de misión o alguien asignado por él) hablará con ellos y les ayudará con esos asuntos. Siempre brinde esperanza en la expiación de Cristo. Después envíe directamente al presidente de misión la solicitud de una entrevista bautismal.

    2. Instrucciones para la persona que realiza la entrevista para el bautismo. Si los misioneros han enseñado debidamente al candidato antes de la entrevista bautismal, esos problemas, si es que existen, deben haber sido dirigidos al presidente de misión. Sin embargo, si surgen durante la entrevista, exprese su amor y repase los mandamientos y el principio del arrepentimiento y el perdón. Explíqueles amablemente que esos pecados son graves y que una persona con más madurez y experiencia (el presidente de misión o alguien asignado por él) hablará con ellos y les ayudará con esos asuntos. Siempre brinde esperanza en la expiación de Cristo. Después envíe directamente al presidente de misión la solicitud de una entrevista bautismal.

    Actividad: Estudio personal

    Piense en cómo se sentiría si lo estuvieran entrevistando a usted. Considere las siguientes preguntas:

    • ¿Qué aspectos de la entrevista serían extraños para usted? ¿Qué podría hacer o decir el entrevistador para ayudarle a sentirse a gusto?

    • ¿Qué tipo de relación quisiera tener con el entrevistador durante la entrevista?

    • ¿Cómo desearía que respondiera el entrevistador si usted expresara dudas o malentendidos o si confesara pecados graves?

    Anote las respuestas a esas preguntas en su diario de estudio.

    Complete el Formulario de bautismo y confirmación (Converso)

    El misionero que lleve a cabo la entrevista debe llenar un Formulario de bautismo y confirmación (Converso) vigente, salvo la parte de la confirmación. Debe explicar que con el Formulario de bautismo y confirmación (Converso) se crea una cédula de miembro que contendrá información importante acerca de los nuevos miembros y de las ordenanzas que hayan recibido. Durante la entrevista, el misionero debe pedirle al candidato que verifique la información que figura en el formulario. El misionero que lleve a cabo la entrevista deberá llevar el Formulario de bautismo y confirmación (Converso) al servicio bautismal y entregarlo a la persona que esté presidiendo.

    El obispo se asegura de que se llene un Formulario de bautismo y confirmación (Converso) para cada uno de los candidatos, según las instrucciones del formulario. Cada vez que los miembros se muden, la cédula de miembro se envía a la nueva unidad para que el nuevo obispo pueda proporcionarles hermanamiento y ayuda.

    Actividad: Estudio personal y con el compañero

    Estudie Mosíah 6:1–3 y Moroni 6:1–4. ¿Cómo se relacionan esos pasajes con la responsabilidad que usted tiene de llevar registros exactos de los bautismos y las confirmaciones?

    El servicio bautismal

    Al realizarse las sagradas ordenanzas del bautismo y la confirmación, el Espíritu se manifiesta con intensidad. El servicio bautismal y la posterior confirmación deben ser ocasiones sumamente espirituales para los nuevos conversos. Usted y el líder misional de barrio deben hacer todo lo posible para asegurarse de que el servicio bautismal esté organizado, sea inspirador y memorable. Esos servicios deben fortalecer el compromiso de los nuevos conversos de permanecer activos en la Iglesia.

    un hombre es bautizado

    Invite al obispado, a los líderes de cuórum y de las organizaciones auxiliares, a los hermanos y las hermanas ministrantes (si se les ha asignado) a asistir al servicio bautismal. Inste a la persona que se bautiza a invitar a sus parientes y amigos (por ejemplo, creando un evento en las redes sociales) para que asistan al servicio bautismal y a la reunión sacramental en la que se hará la confirmación. También podría invitar a asistir a otras personas que usted esté enseñando. Esas experiencias les ayudarán a sentir el Espíritu y a prepararse para aceptar la invitación de aprender más acerca del Evangelio. Trabaje con la persona que se bautizará y con el líder misional de barrio para invitar a asistir a los amigos y parientes de la persona. Después del servicio, dé seguimiento al asunto para conversar acerca de la experiencia que tuvieron e invitarles a saber por qué su amigo o familiar decidió ser bautizado.

    Los misioneros que hayan enseñado a la persona que se bautiza coordinan la organización del servicio con el líder misional de barrio. Si el servicio bautismal se programara para un domingo, deberá llevarse a cabo a una hora que cause la menor interferencia con las reuniones regulares del domingo. Explíquele a la persona que se bautiza lo que se ha planificado y el porqué. Hablen acerca de la vestimenta apropiada y de que se le dará ropa blanca para ponerse durante el bautismo. Pónganse de acuerdo en cuanto al lugar y la hora del bautismo. Un miembro del obispado o el líder misional de barrio usualmente dirige el servicio. A continuación figura una lista de cosas esenciales para la planificación y la organización del servicio.

    Un servicio bautismal puede incluir:

    1. Música de preludio.

    2. Una breve bienvenida por parte del líder del sacerdocio que dirige el servicio (debe presidir un miembro del obispado, de ser posible).

    3. Un primer himno y una primera oración.

    4. Uno o dos discursos breves sobre temas del Evangelio, tales como el bautismo y el Espíritu Santo.

    5. Una selección musical.

    6. Se efectúa el bautismo.

    7. Un momento de reverencia mientras las personas que participen en el bautismo se ponen ropa seca. En este tiempo se podría escuchar música de interludio o cantar himnos y canciones de la Primaria conocidos. También podría incluir una breve presentación del Evangelio a cargo de los misioneros de tiempo completo para las personas no miembros que puedan estar presentes.

    8. Una oportunidad para que los nuevos conversos compartan su testimonio, si lo desean.

    9. Un último himno y una última oración.

    10. Música final.

    Confirmación

    un hombre es confirmado

    La persona recibe la ordenanza de confirmación después de que haya sido bautizada (véase Doctrina y Convenios 20:41). Al nuevo converso se le considera miembro de la Iglesia únicamente después de que las ordenanzas del bautismo y la confirmación se hayan efectuado y registrado debidamente (véanse Juan 3:5; Doctrina y Convenios 33:11). Los conversos son confirmados en una reunión sacramental del barrio donde residen, preferiblemente el domingo siguiente a su bautismo. Los conversos no son confirmados en el servicio bautismal. El obispo es responsable de ver que la confirmación se lleve a cabo dentro de un tiempo razonable después del bautismo. Al menos un miembro del obispado participa en la confirmación. El obispo debería invitar a los élderes misioneros que hayan participado en la enseñanza del converso a participar en la confirmación. Trabaje de cerca con el obispo y con el líder misional de barrio para asegurarse de que se realice esa ordenanza esencial. El obispo no lleva a cabo una entrevista por separado para esta ordenanza.

    Después de la confirmación, el obispo o el secretario de barrio completan la información de la confirmación en el Formulario de bautismo y confirmación (Converso). Entonces el secretario de barrio devuelve dos copias del formulario a los misioneros. Los misioneros envían una copia a la oficina de la misión para la creación de una cédula de miembro.

    Después del bautismo y la confirmación

    Bajo la dirección del obispo, los misioneros deben seguir hermanando a los nuevos miembros. Continúe enseñándoles y repasando lo que se les ha enseñado. Anímeles y apóyeles, lea con ellos el Libro de Mormón y ayúdeles a compartir el Evangelio con sus familiares y amigos. Si lo considera apropiado, continúe comunicándose a lo largo de la vida con las personas a las que haya enseñado para animarlas y apoyarlas.

    Después de la confirmación, enseñe nuevamente las cinco lecciones misionales. Continúe usando el Registro de enseñanza para llevar un registro del progreso. Trabaje de cerca con el líder misional de barrio y con los líderes del barrio para ayudar al nuevo converso a permanecer activo, establecer relaciones de confianza con los miembros, recibir una recomendación de uso limitado para ir al templo y ser ordenado al Sacerdocio Aarónico (para varones a partir de los doce años de edad). Apoye a los nuevos conversos y ayúdelos a recibir todas las bendiciones de la expiación de Jesucristo.

    Recuerde esto

    • Prepare debidamente a los candidatos al bautismo para la entrevista para el bautismo y la confirmación.

    • Asegúrese de que los candidatos reúnan los requisitos para el bautismo y la confirmación.

    • Ayude a asegurarse de que los servicios bautismales sean espiritualmente edificantes.

    • Aproveche los servicios bautismales y las confirmaciones como oportunidades para buscar personas para enseñar.

    • Llene correctamente el Formulario de bautismo y confirmación (Converso).

    Ideas para el estudio y la práctica

    Estudio personal

    • Haga una lista de los desafíos que pudiera enfrentar el candidato al bautismo. ¿Por qué es importante que los candidatos sientan el amor y la amistad de los miembros de la Iglesia?

    • Estudie Moroni 6 y Doctrina y Convenios 20:68–69. ¿Qué aprende de esos versículos sobre cómo preparar a las personas para el bautismo y la confirmación? Anote lo que aprenda y comparta sus pensamientos con su compañero durante el estudio con el compañero.

    Estudio con el compañero

    • El presidente Henry B. Eyring explicó por qué es importante mantener normas elevadas. Analice ese consejo con su compañero y evalúen cómo se sienten en cuanto a ayudar con determinación a las personas a cumplir con esas normas. “El Señor establece normas para bendecirnos. Piensen en esas bendiciones. A quienes cumplan con esas normas, Él les promete la ayuda del Espíritu Santo; les promete paz personal, la oportunidad de recibir ordenanzas santas en Su casa; y, a aquellos que perseveren en vivir Sus normas, les promete que tendrán la vida eterna… En virtud de que amamos a la gente que servimos, todos nosotros deseamos esforzarnos aún más por elevar a los hijos de nuestro Padre Celestial hacia la fidelidad y la pureza necesarias para tener todas las bendiciones del Señor… Comiencen por sostener las normas del Señor claramente y sin pedir disculpa. Y cuanto más el mundo se aleje y se burle de ellas, más intrépidos debemos ser nosotros para aplicarlas” (“Normas de dignidad”, Primera reunión mundial de capacitación de líderes, enero de 2003, págs.11–12).

    • Comparta con su compañero lo que haya aprendido en este capítulo acerca de cómo preparar a las personas para el bautismo y la confirmación.

    • Repase lo que ocurrió en el último servicio bautismal al que asistieron. Compárelo con las normas de la sección: “El servicio bautismal”. ¿Qué salió bien? ¿Qué podría haber salido mejor? Analice cómo se asegurará de que los servicios que planifique sean espirituales y edificantes.

    • Practique cómo prepararía a una persona específica para la entrevista bautismal.

    • Repase las preguntas de la entrevista bautismal. Considere lo que haría en distintas situaciones, tales como las siguientes:

      • El candidato no le dijo que está en libertad condicional por un delito que cometió.

      • La persona ha orado para preguntar si José Smith fue un profeta, pero no ha recibido una respuesta firme.

      • El candidato fumó un cigarrillo hace dos días.

      • El candidato no está seguro de si recibió o no una respuesta a sus oraciones.

      • La familia sintió la presión de sus amigos y no está segura de si está lista para el bautismo.

    • Repase el Formulario de bautismo y confirmación (Converso). ¿Cómo pueden asegurarse de que la información que proporcionen sea correcta y esté completa?

    Consejo de distrito, conferencias de zona y consejo de líderes de la misión

    • Repasen la importancia de la entrevista bautismal. Analicen cómo deben preparar los misioneros a las personas para la entrevista.

    • Analicen cómo aprovechar los servicios bautismales y las confirmaciones como oportunidades de encontrar personas para enseñar.

    Presidente de misión, su esposa y sus consejeros

    • Trabaje con los líderes locales del sacerdocio y de las organizaciones auxiliares para asegurarse de que utilicen eficazmente el Informe de Progreso.

    • Enseñe a los líderes de distrito, a los líderes de zona y a las líderes de capacitación de las hermanas cómo preparar a las personas para la entrevista bautismal. Invite a los líderes de la misión a que capaciten a los demás misioneros sobre cómo preparar a las personas para la entrevista bautismal.

    • Enseñe a los líderes de distrito y a los líderes de zona cómo llevar a cabo las entrevistas bautismales.

    • Dé instrucciones a los miembros de la presidencia de la misión y a los líderes del sacerdocio en cuanto a la manera de llevar a cabo las entrevistas de los candidatos al bautismo que hayan cometido pecados graves.

    • Cuando le sea posible, asista a los servicios bautismales de nuevos conversos. Tómese tiempo para charlar con los nuevos conversos y conocer la experiencia de sus conversiones. Comparta lo que aprenda con su cónyuge y con otros misioneros.