¿Qué hay de nuevo en el Progreso Personal?


Elaine S. Dalton

Éste es el tiempo de prepararte para el maravilloso futuro que te espera. El Progreso Personal te ayudará a prepararte y te ayudará a comprender tu identidad como hija de Dios.

El Progreso Personal no es un programa independiente de tu vida. Puede ayudarte a acercarte más al Salvador, a servir a los demás, a aprender técnicas de liderazgo, a cultivar relaciones y a prepararte para los convenios del templo. El Progreso Personal puede ayudarte a establecer rutinas rectas. Cuando haces cosas pequeñas de manera sistemática y constante, se convierten en parte de quien eres y te cambian. Realmente es “por medio de cosas pequeñas y sencillas” que “se realizan grandes cosas” (Alma 37:6).

El cuadernillo revisado del Progreso Personal tiene el templo en la tapa. El templo es la razón de todo lo que hacemos en el programa de las Mujeres Jóvenes. Esperamos que al ver la tapa, recuerdes que el participar en el Progreso Personal te ayuda a prepararte para hacer y guardar los convenios del templo algún día.

¡El nuevo cuadernillo del Progreso Personal es color rosa! Este color claro y femenino es un recordatorio de que eres hija de nuestro Padre Celestial y que tienes singulares características, dones y funciones femeninas.

En el cuadernillo, a algunas de las experiencias y los proyectos con un valor se les han hecho leves cambios a fin de estar más actualizados y más centrados en los convenios del templo que algún día harás y guardarás. He aquí algunas respuestas a tus preguntas.

¿Cómo empiezo el Progreso Personal? ¡Empezar es fácil! Comienza con cualquiera de los valores que te interese. No tienes que seguir el orden de los valores. El cumplir con las experiencias requeridas te ayudará a entender los valores y por qué son importantes en tu vida.

¿Quién puede participar? Cualquiera que desee participar es bienvenida. Puedes invitar a tus amigas que no sean miembros de la Iglesia a hacer el Progreso Personal contigo. Tu madre y otras mujeres también pueden participar.

¿Con cuánta rapidez debo hacerlo? Cuando abras el cuadernillo del Progreso Personal, te darás cuenta de que algunas cosas ya las estás haciendo en la escuela o en casa. Date crédito por esas cosas y planea con anticipación a fin de que las hagas con un propósito. Puedes ir a tu propio ritmo. Si tienes doce años y haces una experiencia cada mes y dos proyectos por año, habrás terminado para cuando seas Laurel. Entonces tendrás la oportunidad de ayudar a otras jovencitas que estén trabajando en su Progreso Personal. Cuando lo hagas, podrás ganar una Abejita de Honor, la cual simboliza desear hacer más de lo requerido al servir a los demás.

¿Puedo hacer el Progreso Personal en la Mutual? Puedes hacer parte del Progreso Personal en la Mutual. Un proyecto podría convertirse en una actividad de la Mutual. También puedes trabajar en el Progreso Personal en tu clase de las Mujeres Jóvenes a medida que aprendes acerca de los valores y estudias las Escrituras.

¿Qué tipo de oportunidades de liderazgo me brinda? Mientras te preparas para cumplir con un proyecto de diez horas, quizás puedas invitar a otras jovencitas para que te ayuden. El hacer esto te ayudará a aprender técnicas de liderazgo para tu futura función de esposa, madre y ama de casa. También te ayudará a aprender la manera de organizarte, comunicarte con otras personas y terminar una tarea difícil.

¿Por qué se me pide que lleve un diario? Este diario se convertirá en un registro precioso para ti de tus días en la organización de las Mujeres Jóvenes y de los compromisos que hayas hecho. El escribir en tu diario también invitará la compañía del Espíritu Santo.

Las bendiciones del Progreso Personal se extienden mucho más allá de los años que pasen en las Mujeres Jóvenes. La fe y el testimonio que tengan del Salvador y de Su evangelio restaurado aumentarán; estarán preparadas para su misión y funciones divinas en la tierra; probarán la dulzura del servicio y el gozo de los logros justos; sentirán la inspiración del Espíritu Santo, quien las guiará y les enseñará; desarrollarán un modo de vida que bendecirá su vida, ahora y durante toda la eternidad. Es un modelo de progreso y de hacer y guardar convenios del templo. Que sean bendecidas al comenzar este modelo de evolución. ¡Las amamos! ¡El Señor las ama! Ustedes son Sus preciadas hijas.

El símbolo de la Abejita es la colmena, que es un recordatorio de la armonía, de la cooperación y del trabajo.

El símbolo de la Damita es la rosa, que es un recordatorio del amor, de la fe y de la pureza.

El símbolo de la Laurel es la corona de laurel, que representa honor y cumplimiento.

Collar de la antorcha

Cuando ingreses a la organización de las Mujeres Jóvenes, tus líderes te entregarán un collar de la antorcha. Este collar simboliza tu compromiso de defender la verdad y la rectitud en todo momento, en todas las cosas y en todo lugar. El símbolo de la llama también te recordará que debes “levanta[rte] y brilla[r], para que vuestra luz sea un estandarte a las naciones” (D. y C. 115:5). Ponte este collar con honor y recuerda tu compromiso.

Cuadernillo del Progreso Personal

Cuando completes las experiencias y el proyecto de un valor, recibirás un emblema dorado para colocar al final de tu cuadernillo del Progreso Personal. Escribe la fecha en que hayas completado ese valor. El cuadernillo y el diario se convertirán en tu registro personal de todas las cosas buenas que estés logrando.

Certificados de avance

Al avanzar de una clase a otra, tu obispo o presidente de rama te reconocerá mediante un certificado de reconocimiento y terminación. Consérvalos en un lugar especial para que te recuerden las cosas que hayas aprendido y logrado durante tus años de Abejita, Damita y Laurel.

Cintas para las Escrituras

A medida que completes las experiencias y el proyecto de un valor, recibirás una cinta para marcar en las Escrituras los pasajes que más te gusten que se relacionen con los valores. Las cintas son del color de los valores: blanco para fe, dorado para virtud, etc. Tu líder te entregará esta cinta en una reunión de las Mujeres Jóvenes.

Reconocimiento a la MUJER Virtuosa

Cuando completes el Progreso Personal, anotarás tu testimonio en tu diario y tendrás una entrevista con el obispo o presidente de rama. A partir de ese momento estarás en condiciones de recibir tu Reconocimiento a la Mujer Virtuosa. El medallón se ha cambiado con el fin de incluir los símbolos de los grupos según las edades, además del templo. Tiene también un pequeño rubí en el centro de la rosa de la Damita. Este rubí es símbolo de que has completado tu Progreso Personal y el nuevo valor Virtud. El rubí te recordará que una mujer virtuosa es preciosa y que “su valor sobrepasa grandemente al de las piedras preciosas” (Proverbios 31:10).

Abejita de honor

Después de obtener tu medallón, puedes continuar hasta ganar una Abejita de Honor si vuelves a leer el Libro de Mormón y prestas más servicio, incluso ayudar a otra jovencita con el Progreso Personal.

Fotografía de la hermana Dalton © Busath Photography; dibujos lineales © Dover Publications; capullo por Traci O’very Covey; fotografías por Robert Casey.

Ilustración fotográfica por John Luke © IRI.

Si desea más información acerca del Progreso Personal, lea la introducción del cuadernillo o visite www.PersonalProgress.lds.org.