Jesucristo es el Hijo de Dios


Puedes usar esta lección y esta actividad para aprender más sobre el tema de la Primaria de este mes.

Jesucristo es el Hijo de Dios

Imagina que viajas a través del desierto. El viaje es largo y el camino en camello es incómodo, y ¡ni siquiera estás siguiendo un mapa! En lugar de eso, sigues una estrella. ¿Cómo te sentirías? ¿Tendrías la fe para seguir adelante?

Hace dos mil años, eso mismo fue lo que hicieron los magos. Vieron una estrella brillante al Este, y viajaron a Belén con hermosos obsequios para honrar al niño Jesús. Los magos no fueron los únicos que vieron la estrella; al otro lado del océano, en el continente americano, los nefitas vieron la estrella y supieron que Jesucristo, el Hijo de Dios, había nacido.

En nuestros días, pensar en esa estrella nos recuerda al Salvador. La estrella brilló en la oscuridad y mostró a los magos el camino, del mismo modo que Jesús nos muestra cómo vivir. También era constante, como el amor del Salvador por nosotros. La próxima vez que mires las estrellas, ¡recuerda que Jesucristo es el Hijo de Dios y la Luz del mundo!

Canción y Escritura

Actividad de HLJ: Símbolos del Salvador

Jesucristo se comparó a Sí mismo con muchas cosas. Al estudiar estas comparaciones, aprendemos más acerca de Él. Lean estos pasajes de las Escrituras en familia y hablen en cuanto a lo que estos símbolos nos dicen sobre el Salvador.

Pastor (véase Salmos 23:1)

Cordero (véase Juan 1:29)

Agua (véase Juan 4:14)

Pan (véase Juan 6:51)

Roca (véase 2 Nefi 8:1)

Tú solo

Haz adornos de Navidad para recordar la forma en que el Salvador bendice tu vida. Corta las estrellas y pégalas en papel grueso. En la parte de atrás de los adornos, pega una fotografía tuya o de tu familia y escribe lo que quieras hacer para seguir a Jesucristo, la Luz del mundo. Corta los agujeros en la parte de arriba y pasa un hilo por ellos para terminar los adornos.

estrellas(haga clic para ver en formato más grande)