Lección 2

Demos oído a las palabras de los profetas

Enseñanzas y doctrina del Libro de Mormón: Manual para el maestro


Introducción

Dios llama a profetas para que den testimonio de Jesucristo, declaren el arrepentimiento e inviten a todos a venir al Salvador. El Libro de Mormón enseña que quienes dan oído a estos profetas son bendecidos, mientras que aquellos que se oponen a ellos sufren remordimiento y pesar.

Lectura preparatoria

Sugerencias para la enseñanza

1 Nefi 1:4–15, 18; Mosíah 11:20–25; 13:33–35

La función de los profetas

Pregunte a la clase:

  • ¿De qué manera nuestra creencia en un profeta viviente distingue a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días de otras religiones?

  • ¿Por qué los profetas vivientes son tan necesarios hoy en día como lo eran en otros períodos de la historia de la Tierra?

Invite a varios alumnos a turnarse para leer en voz alta 1 Nefi 1:4–15, 18 mientras la clase sigue la lectura en silencio y determina cómo el Señor llamó y preparó a Lehi para ser profeta.

  • ¿Qué experimentó Lehi que lo preparó para ser profeta? (Recibió un testimonio de Jesucristo y previó la destrucción de los malvados y la misericordia que reciben aquellos que vienen a Dios).

  • ¿Por qué el pueblo de Jerusalén necesitaba profetas como Lehi? (A medida que los alumnos respondan, asegúrese de que reconozcan esta verdad: Dios llama a profetas y revela Su voluntad por medio de ellos).

Pida a un alumno que lea la siguiente declaración del presidente John Taylor (1808–1887):

Presidente John Taylor

“Necesitamos un árbol viviente, una fuente viva, una inteligencia viva que provenga del sacerdocio viviente que está en los cielos por medio del sacerdocio viviente que está en la tierra… Y desde la ocasión en que Adán recibió la primera comunicación de Dios hasta la ocasión en la que la recibió Juan en la Isla de Patmos, o la ocasión en la que los cielos se abrieron para José Smith, siempre han hecho falta nuevas revelaciones, adaptadas a las circunstancias exclusivas de la Iglesia o de las personas.

“La revelación que recibió Adán no daba instrucciones a Noé para construir el arca, ni la revelación que recibió Noé mandaba a Lot que abandonase Sodoma, ni ninguna de ellas hablaba de que los hijos de Israel salieran de Egipto. Cada uno de ellos recibió revelaciones individuales, del mismo modo que Isaías, Jeremías, Ezequiel, Jesús, Pedro, Pablo, Juan y José. Y así debe ser también con nosotros” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: John Taylor, 2002, págs. 176–177).

  • ¿Por qué es importante saber que hoy en día el Señor continúa revelando Su voluntad por medio de profetas vivientes?

  • ¿Cómo podría ayudarnos en nuestros días el estudiar la función de los profetas del Libro de Mormón?

Escriba las siguientes referencias en la pizarra:

Mosíah 11:20–25

Mosíah 13:33–35

Explique que aunque los profetas comunican muchos mensajes que son específicos para su época, hay mensajes que todos los profetas dan. Invite a los alumnos a encontrar dos de esos mensajes mientras leen en silencio los pasajes que se encuentran en la pizarra. Pida a los alumnos que marquen en su ejemplar de las Escrituras el mensaje principal que el profeta Abinadí comunica en cada pasaje. (Nota: El marcar las Escrituras es una técnica para el estudio de las Escrituras que usted puede enseñar a lo largo del curso).

Pida a los alumnos que compartan lo que hayan encontrado y haga un resumen de sus hallazgos poniendo énfasis en esta doctrina: Todos los profetas de Dios declaran el arrepentimiento y testifican de Jesucristo.

Considere invitar a los alumnos a tomarse unos minutos para encontrar un ejemplo de un profeta del Libro de Mormón que declare el arrepentimiento o testifique de Jesucristo. (Algunos ejemplos de profetas que declaran el arrepentimiento son el de Isaías en 2 Nefi 16:9–11; Jacob en Jacob 2–3; Abinadí en Mosíah 11–12; Samuel en Helamán 13–16; y Mormón en Mormón 3. Algunos ejemplos de profetas que enseñan sobre Jesucristo son el de Nefi en 1 Nefi 19 y en 2 Nefi 25; Alma en Alma 7; y Mormón en Mormón 7). Invite a los alumnos a compartir sus ejemplos con la clase.

  • ¿Por qué creen que los profetas constantemente declaran el arrepentimiento y testifican de Jesucristo?

  • ¿De qué manera el prestar atención a esos mensajes nos ayuda a lograr la salvación?

Helamán 13:24–33; 3 Nefi 8:24–25; 9:10–11

Rechazar a los profetas de Dios produce remordimiento

Muestre la siguiente declaración del presidente Ezra Taft Benson (1899–1994) y pida a un alumno que la lea en voz alta:

Presidente Ezra Taft Benson

“Cuando el profeta señala los pecados del mundo, en lugar de arrepentirse de sus pecados las personas mundanas quieren cerrarle la boca o hacer de cuenta que él no existe. La popularidad nunca es una prueba de la verdad… Cuanto más se acerque la segunda venida del Señor, podemos anticipar que la gente del mundo se hará más malvada y el profeta tendrá cada vez menos popularidad entre ella” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Ezra Taft Benson, 2014, pág. 166).

  • ¿Por qué creen que algunas personas no dan oído a las palabras del profeta?

Invite a la clase a leer en silencio las palabras del profeta Samuel en Helamán 13:24–29 y determinar las razones por las que las personas rechazan las advertencias proféticas. Podría volver a instar a los alumnos a que resalten lo que encuentren.

  • Según Samuel, ¿por qué rechazaban los nefitas a los profetas de Dios?

  • Aunque no seamos culpables de maltratar ni matar a los profetas, ¿de qué modo esos versículos pueden servirnos de advertencia hoy en día?

Pida a un alumno que lea Helamán 13:30–33 en voz alta mientras la clase busca las consecuencias que Samuel el Lamanita profetizó que afrontarían quienes rechazaran las palabras de los profetas. Luego invite a la clase a leer el cumplimiento de esa profecía en 3 Nefi 8:24–25; 9:10–11.

  • ¿Qué verdad aprendemos de esos versículos? (Los alumnos deben reconocer el siguiente principio: Si rechazamos las palabras de los profetas del Señor, sentiremos remordimiento y pesar. [Véase también 3 Nefi 28:34]).

Invite a un alumno a leer en voz alta las siguientes declaraciones del presidente Ezra Taft Benson:

Presidente Ezra Taft Benson

“Si deseamos saber qué tan bien estamos ante el Señor, preguntémonos entonces qué tan bien nos hallamos ante Su capitán terrenal; qué tanto se alinean nuestras vidas con el ungido del Señor —el profeta viviente y presidente de la Iglesia— y con el Cuórum de la Primera Presidencia” (véase Enseñanzas: Ezra Taft Benson, pág. 164).

“La forma en que reaccionamos a las palabras de un profeta viviente cuando nos dice lo que necesitamos saber, pero que preferiríamos no escuchar, es una prueba de nuestra fidelidad” (Enseñanzas: Ezra Taft Benson, pág. 165).

  • ¿De qué manera las declaraciones del presidente Benson los motivan a ser más diligentes en seguir el consejo del profeta viviente?

  • ¿Qué mensajes proféticos piensan que son algunos de los más importantes para los Santos de los Últimos Días en la actualidad?

Mosíah 15:10–13; 3 Nefi 10:12; 12:1–2; Éter 7:23–27

Seguir a los profetas de Dios trae bendiciones

Diga a los alumnos que el profeta Abinadí les enseñó al rey Noé y a sus sacerdotes inicuos la importancia de dar oído a las palabras de los profetas. Pida a un alumno que lea Mosíah 15:10–13 mientras la clase piensa en cómo resumir los versículos en una declaración de principio.

  • ¿De qué forma expresarían las palabras de Abinadí en una declaración de principio? (Los alumnos podrían resumir ese pasaje de la siguiente manera: Quienes dan oído a las palabras de los profetas, creen en el poder redentor de Jesucristo y se arrepienten de sus pecados, son herederos del Reino de Dios).

Pida a los alumnos que piensen en ejemplos del Libro de Mormón en los que personas y grupos fieles hayan sido bendecidos por prestar oído a las palabras de los profetas, y que los compartan con la clase. Entre los ejemplos se pueden encontrar los siguientes: La familia de Lehi se salvó de la destrucción al seguir el consejo de huir de Jerusalén (2 Nefi 1:4); Alma, padre, dio oído a las palabras de Abinadí y pudo enseñar a muchas personas (Mosíah 17:1–4; 18:1–3); el ejército del capitán Moroni supo adónde debía ir para defenderse del ejército lamanita gracias a que procuraron el consejo de Alma (Alma 43:23–24).

Escriba las siguientes referencias de las Escrituras en la pizarra (no incluya los principios en negrita):

3 Nefi 10:12 (Hallamos seguridad al seguir a los profetas de Dios).

3 Nefi 12:1–2 (Los profetas nos enseñan cómo recibir la remisión de nuestros pecados).

Éter 7:23–27 (Al seguir el consejo de los profetas y recordar al Señor, Él nos bendecirá según nuestras necesidades).

Asigne a los alumnos que lean uno de los pasajes de las Escrituras de la pizarra y que lo resuman en una declaración de principio. Mientras los alumnos compartan sus declaraciones, considere escribir las declaraciones de principio sugeridas junto a cada referencia.

Para ayudar a los alumnos a comprender que se reciben bendiciones adicionales al seguir al profeta, muestre la siguiente declaración del élder M. Russell Ballard, del Cuórum de los Doce Apóstoles, y pida a un alumno que la lea en voz alta:

Élder M. Russell Ballard

“No es cosa insignificante, mis hermanos y hermanas, el tener un profeta de Dios entre nosotros. Grandes y maravillosas son las bendiciones que recibimos en nuestra vida cuando damos oído a la palabra del Señor dada a nosotros por intermedio de él… Cuando escuchamos el consejo del Señor expresado por medio de las palabras del Presidente de la Iglesia, nuestra respuesta debe ser positiva y pronta. La historia ha demostrado que hay seguridad, paz, prosperidad y felicidad cuando respondemos al consejo profético” (“Recibiréis su palabra”, Liahona, julio de 2001, pág. 80).

  • ¿En qué ocasiones han recibido bendiciones por responder de forma positiva y sin demora al consejo profético?

  • Al mirar hacia el futuro, ¿por qué creen que será importante que haya profetas sobre la Tierra?

Desafíe a los alumnos a meditar si sus acciones reflejan su deseo de seguir fielmente a los profetas del Señor. Pídales que consideren qué necesitan cambiar en su vida a fin de disfrutar más plenamente las bendiciones que se prometen a los fieles.

Material de lectura para el alumno