El reino de los jueces

El Antiguo Testamento: Manual para el maestro, 2001


Objetivo

Alentar a los miembros de la clase a buscar influencias que los fortalezcan al vivir el Evangelio en un mundo difícil.

Preparación

  1. 1.

    Estudie los siguientes pasajes de las Escrituras y ore al respecto:

    1. a.

      Jueces 2:6–23. El ciclo de apostasía comienza cuando la nueva generación de los hijos de Israel abandona al Señor para servir a los dioses de los pueblos que los rodean.

    2. b.

      Jueces 4:1–16. A Barac se le ordena libertar a Israel de Jabín, rey de Canaán (4:1–7). Él accede a ir si Débora va con él (4:8–9). Débora y Barac liberan a Israel de los cananeos (4:10–16).

    3. c.

      Jueces 6–7. Se manda a Gedeón rescatar a los israelitas de los madianitas (6:1–24). Él junto con otros diez hombres destruyen el altar de Baal durante la noche (6:25–35). El Señor le da dos señales a Gedeón con el fin de asegurarle Su ayuda (6:36–40). Gedeón y trescientos hombres más liberan a Israel de los madianitas (7:1–25).

    4. d.

      Jueces 13–16. Un ángel da instrucciones a los padres de Sansón y les dice que deben criarlo como nazareo (13:1–25). Sansón realiza grandes proezas de fuerza, pero quebranta muchos de sus votos de nazareo (14–15). Sansón cede ante la seducción de Dalila; le cortan el cabello y se debilita; los filisteos lo capturan y muere cuando les derrumba el templo (16:1–31).

  2. 2.

    Lectura complementaria: “Jueces, Libro de los” en La Guía para el Estudio de las Escrituras, pág. 115.

  3. 3.

    Si desea, pida a un miembro de la clase que prepare un resumen de uno o más de los relatos de las Escrituras que se estudian en esta lección.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Actividad para despertar la atención

Si lo desea, utilice la siguiente actividad (o una de su preferencia) para comenzar la lección.

El presidente Gordon B. Hinckley habló sobre la ocasión en que plantó un pequeño arbolito en el jardín de su casa pero por descuido no utilizó estacas para sostenerlo y para que creciera derecho. Con el correr del tiempo, el viento hizo que el árbol creciera inclinado hacia un lado. Demasiado tarde, el presidente Hinckley se dio cuenta de que, si le hubiera puesto estacas y lo hubiese atado a ellas, el árbol se habría sostenido derecho hasta ser lo suficientemente fuerte como para resistir por sí solo los embates del viento. (“Instruye al niño en su camino…”, Liahona, enero de 1994, pág. 68–69.)

Explique que muchas veces somos como ese arbolito y no podemos nosotros solos resistir los embates del viento (las tentaciones de Satanás). En el libro de Jueces, aprendemos acerca de algunas de las “estacas” que pueden sostenernos. Dibuje en la pizarra un arbolito sujeto a cuatro estacas. A medida que avance en la enseñanza de los cuatro relatos de las Escrituras, vaya poniendo los siguientes rótulos en cada una de las estacas:

tree with supporting stakes

Análisis de las Escrituras y conceptos para poner en práctica

Al enseñar los siguientes pasajes de las Escrituras, analice la forma en que se podrían poner en práctica en el diario vivir. Aliente a los miembros de la clase a relatar experiencias que se relacionen con los principios de las Escrituras.

Bajo la dirección de Josué, los israelitas conquistaron casi toda la tierra prometida; sin embargo, después de la muerte de Josué, Israel no estuvo unido bajo un solo líder sino hasta la época del profeta Samuel y el rey Saúl. Durante ese intervalo, doce jueces sirvieron en Israel como gobernantes y líderes militares. La mayoría de esos reinados fueron trágicos debido a que Israel pasó muchas veces por el ciclo de apostasía, cautividad, arrepentimiento y liberación.

En compensación de las partes trágicas de esta historia, se encuentran relatos de personas que permanecieron fieles y dejaron ejemplos extraordinarios de cómo poner de manifiesto la fe y la valentía en un mundo apóstata. Débora y Gedeón fueron jueces rectos que el Señor llamó para liberar a Israel. La fe de Débora fue en gran medida lo que llevó a la liberación de Israel del ejército cananeo. La confianza que Gedeón tenía en el Señor le permitió derrotar milagrosamente a los madianitas con un ejército de sólo trescientos hombres.

1. La fortaleza de los padres rectos y las consecuencias del abandonar sus sendas

Enseñe Jueces 2:6–23 y analícelo con la clase.

• En el libro de Jueces, vemos que los hijos de Israel pasaron por varios ciclos de rectitud y apostasía (véase el diagrama del “Ciclo de apostasía en la época de los Jueces”, en la pág. 98). ¿De qué manera comenzó la nueva generación de los hijos de Israel el ciclo de apostasía? (Véase especialmente Jueces 2:10, 12, 17, 20 y 22. Sugiera a los miembros de la clase que marquen las palabras clave que se encuentran en estos versículos. Señale que los hijos de Israel dejaron a Dios y abandonaron las sendas y los convenios de sus padres.)

cycle of apostasy

• ¿Por qué en ocasiones abandonan los hijos las enseñanzas y las sendas de sus padres? ¿Qué pueden hacer los padres para ayudar a sus hijos a mantenerse fieles? ¿En qué forma los han fortalecido sus padres u otros miembros de la familia para que lleven una vida recta?

• ¿Cómo podemos darnos cuenta de las primeras señales de apostasía? ¿Cómo puede una persona romper el ciclo de apostasía? ¿En qué forma podríamos ayudar de un modo apropiado a un miembro de nuestra familia o a un amigo que se esté alejando de la verdad?

2. Débora: la fortaleza de una amiga recta

Haga un breve repaso del relato de Débora y Barac que se encuentra en Jueces 4:1–16 o pida que lo haga el miembro de la clase al que haya asignado con anterioridad.

• ¿Qué mandó el Señor a Barac que hiciera? (Véase Jueces 4:6–7.) ¿Qué pensó Barac de esa asignación? ¿En qué condiciones estaba dispuesto él a ir a pelear contra Sísara y sus novecientos carros de guerra? (Véase Jueces 4:8.) ¿Por qué estaba dispuesto Barac a acceder a enfrentarse a Sísara si Débora iba con él?

• ¿Qué les conmueve más acerca de Débora? ¿Qué atributos tenía ella que Barac quizás no poseía? (Véase Jueces 4:4–9, 14.)

• ¿Qué aprendemos de Débora acerca del ser un buen amigo? (Una de las cosas que podemos aprender es que un verdadero amigo nos inspira a obedecer al Señor y nos da la fortaleza necesaria para hacer lo correcto.) ¿De qué manera le han ayudado sus amigos a enfrentar problemas difíciles o a obedecer los mandamientos del Señor? ¿Cómo podemos ser mejores amigos de los demás?

Pida a los miembros de la clase que escriban los nombres de sus amigos y se pregunten (1) si actúan con ellos como lo hubiera hecho Débora y (2) si esos amigos se parecen a ella.

3. Gedeón: la fortaleza de la fe en Dios

Haga un breve repaso del relato de Gedeón que se encuentra en Jueces 6–7 o pida que lo haga el miembro de la clase al que haya asignado con anterioridad.

• ¿Qué le mandó hacer el Señor a Gedeón? (Véase Jueces 6:14.) ¿Cuál fue la primera reacción que tuvo Gedeón? (Véase Jueces 6:15.)

• ¿En qué forma le aseguró el Señor a Gedeón que le había mandado a liberar a Israel y que estaría con él y le ayudaría? (Véase Jueces 6:16–23, 36–40; 7:9–15.)

• Cuando Gedeón tuvo la certeza de que el Señor realmente le había mandado liberar a Israel, siguió hacia delante con fe. ¿Por qué quiso el Señor que el ejército de treinta y dos mil hombres que tenía Gedeón fuera reducido a trescientos para pelear contra los madianitas? (Véase Jueces 7:2. El Señor deseaba que los israelitas confiaran en Él y reconocieran Su poder y no el poder de ellos.) ¿De qué manera nos enseña el Señor en la actualidad a confiar en Él y a reconocer Su poder?

• ¿Qué sucedió cuando Gedeón y sus trescientos hombres se enfrentaron con los madianitas? (Véase Jueces 7:16–23.) ¿Por qué hizo Gedeón que sus hombres gritaran: “¡Por la espada de Jehová y de Gedeón!”? (Véase Jueces 7:20. Gedeón sabía —y quería que sus hombres supieran— que el Señor estaba con ellos.)

• ¿Qué aprendemos de Gedeón? ¿Cómo les ha ayudado el Señor a hacer algo difícil que les había pedido que hicieran? (A medida que los miembros de la clase hablen de las experiencias que hayan tenido, testifique que cuando el Señor nos manda hacer algo, nos ayuda también a lograrlo.)

4. Sansón: la fortaleza de los convenios y las consecuencias del quebrantarlos

Haga un breve repaso del relato de Sansón que se encuentra en Jueces 13–16 o pida que lo haga el miembro al que haya asignado con anterioridad.

• ¿Cómo supo la madre de Sansón, que era estéril, que tendría un hijo? (Véase Jueces 13:2–3.) ¿Qué le dijo el ángel a la madre de Sansón acerca del hijo que ella daría a luz? (Véase Jueces 13:4–5. Explique que los nazareos hacían convenios con el Señor de apartarse de las cosas del mundo y de hacerse santos para Él. El voto de los nazareos se explica en Números 6:2–6, 8.)

• ¿Qué bendiciones le dio el Señor a Sansón para que cumpliera con su misión de liberar a Israel de los filisteos? (Véase Jueces 13:24–25; 14:5–6, 19; 15:14–15. El Señor le otorgó fuerza física y espiritual.)

• Como nazareo y miembro de la casa de Israel, Sansón hizo convenios o pactos con el Señor. Sin embargo, poco después quebrantó su voto de nazareo y sus convenios como miembro de la casa de Israel. ¿Qué votos y convenios quebrantó él? (A continuación se enumeran algunos de los convenios o pactos que quebrantó Sansón.)

  1. a.

    Contrajo matrimonio fuera del convenio de la casa de Israel (Jueces 14:1–3).

  2. b.

    Tuvo un comportamiento inmoral con una ramera (Jueces 16:1).

  3. c.

    Le cortaron el cabello (Jueces 16:4–20).

• ¿Cuáles fueron las consecuencias que enfrentó Sansón por haber violado los convenios? (Véase Jueces 16:17–21. Él perdió su fuerza espiritual y física, y los filisteos lo dejaron ciego y lo capturaron. Si fuera necesario, explique que la fuente de la fuerza física de Sansón no provenía de su cabello, sino que éste era sencillamente una señal del convenio que había hecho con el Señor. Por eso, cuando le cortaron el cabello, se quebrantó el convenio y el Señor le quitó la fuerza física.) ¿Qué sucede cuando violamos nuestros convenios? ¿Qué señales tenemos de los convenios que hemos hecho con el Señor?

• Los convenios que hacemos con el Señor deben ser la fuente de nuestra fuerza, de nuestra guía y de nuestro cometido. ¿Qué convenios hacemos con el Señor? ¿Cómo los fortalecen a ustedes esos convenios? (Una de las formas en las que los convenios nos fortalecen es la de ayudarnos a resistir los esfuerzos que hace Satanás por cegarnos y capturarnos.)

• Sansón tenía un gran potencial. El ángel que anunció su nacimiento dijo que Sansón comenzaría a liberar a Israel de los filisteos. El Señor lo bendijo con muchos dones, entre los cuales se encontraba su gran fuerza física. ¿Qué debilidades de su naturaleza íntima fueron la causa de su caída? (Véase Jueces 15:7; 16:1; D. y C. 3:4. Entre las respuestas se podrían incluir: el permitirse excesos, inmoralidad, buscar venganza y violar los convenios.) ¿Qué podemos hacer para vencer las debilidades que nos impidan alcanzar nuestro potencial?

Conclusión

Explique que en el libro de Josué leemos que los israelitas pelearon y ganaron muchas batallas en la guerra contra los cananeos. Sin embargo, en el libro de Jueces vemos que los israelitas comenzaron a perder batallas espirituales al dejarse influir por las prácticas mundanas y los dioses falsos de los cananeos. Nosotros también enfrentamos batallas espirituales semejantes a ésas. Testifique que podemos ganar esas batallas siempre que (1) sigamos la senda que nos trazaron nuestros padres y antepasados rectos, (2) hagamos buenos amigos, (3) tengamos más fe en el Señor y (4) guardemos nuestros convenios.

Otros conceptos didácticos

El siguiente material complementa las sugerencias para el desarrollo de la lección. Si lo desea, utilice uno o más de estos conceptos como parte de la lección.

1. Cuando los padres contribuyen a aumentar el espíritu mundano de sus hijos (Jueces 1:28)

• El hecho de que la nueva generación de israelitas no haya permanecido fiel no fue enteramente culpa de ellos. De acuerdo con lo que se revela en Jueces 1:21, 27–33 y 2:1–4, ¿en qué radicó el origen del que no se hayan conservado fieles? (Radicó en el hecho de que los padres no echaron a los cananeos. Aun cuando los padres fueron lo suficientemente fuertes para no dejarse influir por el mundo que los rodeaba, sus hijos en cambio no lo fueron.

• En la actualidad, ¿en qué forma exponen algunos padres a sus hijos a las influencias mundanas, cometiendo así el mismo error que los padres de la “nueva generación” de israelitas? (Anime a la clase a dar respuestas específicas.)

2. Los milagros de nuestra época

• Al igual que Gedeón, ¿por qué piensan algunas personas que el Señor efectuó más milagros en las generaciones anteriores que en la de ellas? (Véase Jueces 6:13.) ¿Cuál es nuestra función en el que se obren milagros? (Véase Moroni 7:35–38.) ¿Cómo saben que Dios continúa obrando milagros en la actualidad? ¿De qué manera podemos ver con mayor claridad los pequeños milagros que se efectúan en nuestra vida?

3. “No sea que se alabe Israel contra mí” (Jueces 7:2)

• ¿Por qué mandó el Señor a Gedeón enviar de regreso a sus casas a la mayoría de sus tropas antes de enfrentarse con los madianitas? (Véase Jueces 7:2.)

¿Cómo nos alabamos algunos de nosotros? (En lugar de reconocer que nuestras bendiciones y nuestra fortaleza provienen del Señor, algunos afirmamos que todo lo que tenemos lo hemos ganado por medio de nuestro propio esfuerzo.)

¿Cómo podemos superar ese problema?

4. Cómo resistir la tentación

• ¿Por qué le dijo Sansón a Dalila el secreto de su fuerza, sabiendo que ella había tratado tres veces de traicionarlo? (Véase Jueces 16:15–17.) Compare la reacción que tuvo Sansón con Dalila con la forma en que reaccionó José con la esposa de Potifar. (Génesis 39:7–12). ¿Qué podemos hacer para resistir o vencer las tentaciones persistentes?